Quantcast
El Tiempo Latino
11:23 a.m. | 12/18/2014 | 40°

¡Tú puedes ir a la entrega de los Oscar!


Redacción/EFE | 12/1/2012, 4:58 p.m.
¡Tú puedes ir a la entrega de los Oscar!
Los interesados tienen hasta el 19 de enero para mostrar sus habilidades. La entrega es el 24 de febrero. | EFE

La Academia de Hollywood en colaboración con el canal universitario de MTV, mtvU, lanzó un concurso para dar con seis estudiantes de cine que deseen formar parte de la gala de los Óscar que se celebrará el 24 de febrero en Los Ángeles.

Según informó la Academia en un comunicado, el proyecto lleva por nombre "The Oscar Experience College Search" y está abierto a los alumnos en EE.UU. interesados en tener una carrera como "guionista, director, productor, actor y más".

Los interesados tendrán de plazo hasta el 19 de enero para dar a conocer su talento en la página de Facebook de la Academia con el fin de "demostrar que están destinados a estar en los Óscar".

El concursante deberá rellenar un formulario y subir un vídeo en el que conteste a la pregunta "¿Cómo contribuiré al futuro del cine?".

La función del estudiante será la de salir al escenario para entregar la estatuilla a los presentadores del galardón, habitualmente actores o directores famosos.

Los productores de la gala serán los encargados de elegir a un mínimo de seis ganadores que asistirán a la 85 edición de esos premios con los gastos pagados.

"Para un estudiante de cine ir a los Óscar y ser parte de la presentación es un gran paso", aseguró el cómico y productor Seth MacFarlane, quien será el maestro de ceremonias de este año.

"Reimaginando lo que queremos que sean los Óscar, deseamos que todos los que aparezcan en el escenario sientan un profundo compromiso con el cine, su legado y, lo más importante, su futuro", declararon los productores del programa, Craig Zadan y Neil Meron.

Cada año, los responsables de organizar la gala de los Óscar tratan de encontrar nuevas formas de cautivar a los televidentes más jóvenes, una audiencia que no termina de sentirse atraída por unos premios más sobrios que los Globos de Oro o los Grammy.