Quantcast
El Tiempo Latino
8:19 p.m. | 9/22/2014 | 67°

Illinois elige primer latino en la Corte Apelaciones


EFE | 12/4/2012, 9:53 a.m.
Illinois elige primer latino en la Corte Apelaciones
El juez Jesse G. Reyes se dirige a los presentes después de asumir como el primer latino electo en la Corte de Apelaciones de Illinois el lunes 3 de diciembre, en Chicago, Illinois. | EFE

Chicago- El juez Jesse G. Reyes hizo historia el lunes 3 de diciembre al asumir como el primer latino electo en la Corte de Apelaciones de Illinois, tras 14 años en la magistratura desde donde ha colaborado con México para implantar el juicio oral en el país donde nació su padre.

Reyes juró el cargo junto a su esposa, y rodeado por el presidente de la Corte Suprema de Illinois, Thomas Kilbride; la Procuradora estatal de Justicia, Lisa Madigan; colegas y John Corkery, quien fue su profesor y rector de la escuela de leyes John Marshall de Chicago.

"Para mí es un honor que recibo con mucha humildad, no solamente por el cargo sino porque fui elegido por voto popular para servir a la gente y comunidades de Illinois, y la Constitución de mi Estado", dijo Reyes.

A los 60 años de edad, Reyes es una autoridad reconocida internacionalmente, en particular en México donde colaboró con el nuevo sistema de juicio oral y público que se impartirá en todo el país a partir de 2016.

En la escuela de leyes de la Universidad Autónoma de México, Reyes ha dado conferencias para jueces, abogados, profesores y estudiantes sobre el nuevo papel de los abogados en la presentación de argumentos orales en los juicios, como ocurre en Estados Unidos.

Reyes fue elegido el mes pasado para la Corte de Apelaciones, después de ganar las primaras demócratas del 20 de marzo, con un mandato de 10 años.

Su último cargo en el Circuito de Cortes del condado Cook fue en la división encargada de resolver disputas sobre hipotecas y remates judiciales.

"He seguido su carrera, desde sus comienzos como estudiante de leyes hasta que se convirtió en un juez venerable, y cada día me impresiona más su trabajo", dijo el rector Corkey.

La senadora estatal demócrata Iris Martínez dijo a su vez que "el juez Reyes siempre ha demostrado un profundo conocimiento de la ley y de las necesidades de nuestras comunidades. Los habitantes de Illinois serán muy bien servidos por su presencia en la Corte de Apelaciones".

En una entrevista con Efe antes de la ceremonia, Reyes recordó su infancia en el barrio latino Pilsen, del suroeste de la ciudad, y su adolescencia en Bridgeport -un poco más al sur- un vecindario al que se mudó su familia en 1967.

Estudió en la secundaria Thomas Kelly en Brighton Park, un enclave de familias procedentes de Europa oriental que en la actualidad es habitado mayoritariamente por latinos.

Su padre, inmigrante mexicano procedente del Distrito Federal, y su madre nacida en Texas, se mudaron de Pilsen buscando un ambiente más seguro para Jesse, que era el mayor de los cuatro hijos y el que más sufría las presiones de las pandillas callejeras que abundaban en el barrio.

"El nuevo barrio, con su diversidad y riqueza cultural, me inculcó el deseo de trabajar duro para lograr lo que uno quiere en la vida", dijo Reyes.

Recordó que de niño era un lector voraz que esperaba la visita semanal de una biblioteca móvil para retirar la mayor cantidad posible de libros, preferentemente biografías de presidentes y grandes hombres "que siempre quise emular".

Esas lecturas lo encaminaron hacia la abogacía, "y a creer en mi sueño de que la búsqueda de la excelencia es posible, aunque haya que luchar contra las dificultades", señaló.

Reyes se graduó de la secundaria en 1971 y fue el único de la familia en recibir educación superior, pero antes de llegar a la Universidad de Illinois en Chicago (UIC) tomó clases en un colegio comunitario y trabajó en fábricas para ayudar a sus padres.

Mientras cursó la licenciatura en la universidad consiguió trabajar en la biblioteca de un estudio jurídico, una tarea que se avenía mejor a sus ambiciones. El título de abogado lo obtuvo en 1982.

Antes de ingresar a la carrera judicial trabajó en el Departamento Legal de la Junta de Educación de Chicago y en la Dirección Jurídica de la Alcaldía, además de ejercer en un estudio privado como especialista en derecho civil y penal.

Reyes fue presidente de la Asociación de Jueces Hispanos de Illinois y de la Fundación de Jueces de Illinois, además de presidente regional de la Asociación Nacional de Abogados Hispanos y secretario del Colegio de Abogados de Chicago.