Quantcast
El Tiempo Latino
6:46 p.m. | 4/23/2014 | 58°

Celebran a la Guadalupana en Chicago

EFE | 12/11/2012, 3:58 p.m.
Celebran a la Guadalupana en Chicago
Celia Pacheco muestra su devoción por la Virgen Morena el lunes 10 de diciembre, en la misión anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, en el barrio mexicano La Villita de Chicago. | EFE

Chicago- Los inmigrantes mexicanos muestran su devoción por la Virgen Morena, con celebraciones en 145 parroquias, además de procesiones, misas y mañanitas cantadas por mariachis en el santuario Nuestra Señora de Guadalupe cercano a Chicago

En las vísperas del día en que se habría registrado la primera aparición de la Virgen en tierra mexicana, el 12 de diciembre de 1531, los fieles se preparan para desafiar al frío con diferentes tipos de manifestaciones.

Entre ellas una peregrinación en bicicleta, que en su décimo primera edición partirá esta noche rumbo al santuario en el suburbio de Des Plaines, a unos 32 kilómetros al noroeste de la ciudad.

Se espera la participación de unos 200 ciclistas que partirán en caravana a las 7 de la noche desde la iglesia San Bosco, en el oeste de la ciudad, y llegarán unas tres horas después al denominado Cerrito de Tepeyac.

Allí cantarán las mañanitas a la Virgen, a la medianoche, y después de la misa regresarán a Chicago. Otros grupos organizados por parroquias arribarán caminando o en autobuses.

En el santuario hay una ermita que desde 1995 alberga una estatua de la virgen acompañada por una imagen del pastor Juan Diego.

Se trata de una réplica donada por la Basílica de Guadalupe de México, que todos los años es el eje de peregrinaciones que llegan desde todos los rincones de Illinois.

Las actividades comienzan en la tarde del 11 de diciembre, con danzas, música a la Virgen, rosario cantado, misa y la Procesión del Espíritu Santo.

Por la noche se bendice la antorcha guadalupana, una tradición que según el padre Miguel Martínez, párroco del santuario, "se enciende a los pies de la virgen y representa a Cristo y la luz del mundo".

En la ceremonia, cada parroquia participante enciende una antorcha con el fuego que hay en la base de la imagen de la virgen y los peregrinos la transportan de regreso.

Según Martínez, la mayoría de los devotos son latinos, pero también los hay coreanos, filipinos, polacos e italianos que llegan todos los años "en una demostración de que la virgen ha traspasado fronteras, idiomas, razas y culturas".

La misión anglicana Nuestra Señora de Guadalupe, en el barrio mexicano La Villita, es otro lugar de concentración de creyentes donde Efe recogió testimonios como el de Alejandra Bucio, cuyo esposo fue detenido por agentes de Inmigración.

Con lágrimas en los ojos dijo que la Virgen ya le ha concedido dos milagros y que ahora le pide uno más, "que mi esposo quede en libertad".

Josefina Vega, por su parte, dijo que su padre fue operado de un tumor en el estómago, y se salvó. "Mi madre casi se me muere, y gracias a Dios revivió. Le he pedido mucho a la Virgen y le rezo su rosario".

También Celia Pacheco contó su experiencia cuando los hijos de una amiga fueron detenidos por la policía.

"Me arrodillé con la Virgen y le pedí con todo mi corazón, y como a los tres días los dejaron salir", dijo.

El santuario católico de Des Plaines, el único autorizado por la Arquidiócesis de México para que los fieles paguen sus "mandas", promesas o compromisos que hayan acordado con la virgen sin necesidad de ir hasta la ciudad de México.

Se estima que durante 48 horas unos 500.000 peregrinos visitan el santuario, que según planes de la Arquidiócesis en el futuro contará con una basílica para 3.000 personas.

La ermita continuará en la misma ubicación pero se pedirá a la Basílica de Guadalupe de México otra imagen de la virgen para el interior de la nueva iglesia.

Se estima que hay 2,3 millones de fieles en la Arquidiócesis de Chicago, de los cuales un 40 por ciento son hispanos.