Quantcast
El Tiempo Latino
12:14 a.m. | 11/26/2014 | 51°

Reforma migratoria debe incluir opción a ciudadanía


EFE | 12/11/2012, 11 a.m.
Reforma migratoria debe incluir opción a ciudadanía
El ex asistente del presidente Barack Obama, para América Latina Dan Restrepo. | EFE

Una reforma migratoria en Estados Unidos debería permitir que parte de los indocumentados consigan la ciudadanía, aseguró el lunes 10 de diciembre Dan Restrepo, uno de los principales asesores de la campaña para la reelección del presidente, Barack Obama.

"Creo que el presidente ha dejado bien claro que quiere una reforma integral y eso incluye la posibilidad de ciudadanía para los inmigrantes que ya están acá", declaró a Efe el que fue principal asesor de la Casa Blanca para América Latina entre 2009 y mediados de 2012.

Restrepo participó hoy en un encuentro de varios expertos en voto latino organizado por Immigration Works USA y donde se abordó cómo evolucionarán las demandas sociales de la comunidad hispana y cuál será el impacto en esa comunidad de una eventual reforma migratoria.

El asesor demócrata, que cree que será importante determinar qué hacer con los inmigrantes que ya están en el país para encontrar un consenso bipartidista, sostuvo que "los republicanos proponen algo limitado en ese asunto, que no llega a abrir la puerta a la ciudadanía".

Restrepo admitió que no es fácil determinar cuáles inmigrantes en situación irregular podrían acceder a la ciudadanía.

"Los detalles se manejarán por parte de la Casa Blanca y del Congreso", acotó.

Según el asesor de Obama durante la campaña, la llave para conseguir la reforma la tienen los republicanos y su actitud depende de "si buscan derrotar al presidente, por interés político, como lo hicieron hace cuatro años" o van de "buena fe".

Aparte del asunto sobre la ciudadanía, Restrepo aseguró que la reforma tiene que incluir fórmulas para "controlar los flujos (migratorios) del futuro".

"La historia en este país muestra que tenemos una reforma de las leyes de inmigración cada 20 o 30 años, en la que arreglamos la situación vigente, pero se crea de nuevo otra comunidad sin documentos y fuera de ley", recordó.

"Se hará una reforma que pare esa dinámica", pronosticó Restrepo.

Por su parte, el conservador Alfonso Aguilar, que fue asesor en la administración George W. Bush, defendió "una legalización que dé a los inmigrantes, al menos, una residencia legal" y destacó que más difícil es el camino hacia la ciudadanía.

Para Aguilar, también director ejecutivo de la entidad Latino Partnership for Conservative Principles, "los republicanos deberían matizar que no están en contra de una vía hacia la ciudadanía, sino de una vía hacia la ciudadanía que sea especial", en referencia a una amnistía fuera de los procesos habituales.

El independiente Roberto Suro contestó a republicanos y demócratas que "una legalización no significa nada", y advirtió de la complejidad de impulsar una reforma "que determinará la comunidad latina de las próximas décadas".

"Si se construye un paraguas para arropar a centenares de personas, la vida fuera de ese paraguas se convierte en más penosa, y quienes allí están deben afrontar una situación de mayor debilidad con mayores niveles de deportación y menos derechos sociales", pronosticó Suro, director de Tomas Rivera Policy Institute.

La presidente del grupo Immigration Works USA, Tamar Jacoby, destacó los cambios que afrontará la comunidad latina en las próximas décadas.

"Es una generación de transición", afirmó. "Hay 18 millones de latinos menores y lo único que tienen que hacer para votar es crecer, y eso es inevitable. ¡Bienvenidos al futuro!".

Además, estados como Arizona y Texas, feudos claramente republicanos, podrían convertirse en las próximas décadas en estados con opciones para los demócratas.

"Los latinos en Arizona todavía son un gigante dormido porque no se han movilizado las bases ciudadanas", mantuvo el profesor de la Universidad del Estado de Arizona Rodolfo Espino.