Quantcast
El Tiempo Latino
7:43 a.m. | 10/23/2014 | 55°

Silvio Rodriguez: "Alan Gross por cinco agentes"


Redacción, EFE | 12/22/2012, 8:38 a.m.
Silvio Rodriguez: "Alan Gross por cinco agentes"
El cantante de la nueva trova cubana quiere intercambiar al contratista de Maryland. | EFE

El músico cubano Silvio Rodríguez lanzó una petición al presidente de EE.UU., Barack Obama, para que dialogue con el Gobierno de Cuba sobre la posibilidad de un "canje" del contratista estadounidense Alan Gross, preso en la isla, por los cinco agentes cubanos que cumplen condenas en Estados Unidos.

Rodríguez escribió en su blog "Segunda cita" que "uno de los puntos que expresa esa solicitud de diálogo, es una potencial posibilidad de establecer un canje de prisioneros", en una petición para la que reclama firmas de adhesión.

"Es ahí donde es preciso comprender que tenemos una efímera posibilidad de obligar a Obama a considerar la posibilidad de canjear a Gross por los Cinco... (agentes cubanos que cumplen condenas en Estados Unidos por espionaje)", añade el trovador.

Alan Gross, de 63 años, y empleado de la empresa "Development Alternatives" (DAI), una subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid), fue encarcelado en Cuba el 3 de diciembre de 2009 por distribuir tecnología de comunicaciones a una comunidad judía.

En marzo de 2011 fue juzgado en la isla y condenado a quince años de prisión bajo la acusación de realizar "actividades subversivas" contra el Estado cubano.

Por otro lado, "Los Cinco" como se conocen en Cuba a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González, fueron condenados a penas de cárcel de hasta dos cadenas perpetuas por un tribunal de Florida (EE.UU.) en 2001 por conspirar y operar como agentes extranjeros sin haberlo notificado al Gobierno estadounidense.

Todos ellos están en prisión, salvo René González, que permanece en Florida cumpliendo tres años de libertad vigilada

Los cubanos admitieron que eran agentes del Gobierno de la isla, pero afirmaron que espiaban a "grupos terroristas de exiliados que conspiraban" contra el entonces mandatario cubano, Fidel Castro, y no al Gobierno estadounidense.