Quantcast
El Tiempo Latino
12:47 p.m. | 10/21/2014 | 63°

Iglesia salvadoreña hace pedido a Obama y Romney


11/4/2012, 4:47 p.m.
Iglesia salvadoreña hace pedido a Obama y Romney
"A excepción de los pieles rojas, todos son inmigrantes en Estados Unidos", dijo José Luis Escobar, arzobispo de San Salvador, el domingo 4. | EFE

La Iglesia católica de El Salvador abogó el domingo 4 por que el ganador de las elecciones del próximo martes en Estados Unidos, sea el presidente Barack Obama o el gobernador republicano Mitt Romney, dicte medidas que favorezcan a los inmigrantes latinoamericanos que viven en ese país.

"Nos interesa que gane aquel que va a favorecer más la reforma integral migratoria y que garantice los derechos de todas las personas" inmigrantes, expresó el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, en su rueda de prensa dominical en la catedral.

Obama busca la reelección en la contienda electoral frente al republicano Romney.

Escobar insistió en que "el nuevo presidente, bien que se reelija el que está o llegue el opositor, favorezca verdaderamente" a "todos los latinoamericanos (...) que han llegado a aquel país".

"Es increíble que Estados Unidos esté dictando leyes, por lo menos en algunos estados, antidemocráticas, incriminando a los migrantes sólo por el hecho de ser indocumentados", lamentó.

El obispo salvadoreño consideró que "no puede ser que un país que se precia de ser tan democrático llegue a estas actitudes".

"Es triste ver a los candidatos, a ambos, más interesados por hacer ver que van a ser duros contra los migrantes, garantizando todos los derechos a los americanos propios del lugar, diríamos, aunque a decir verdad nadie es propio del lugar porque, a excepción de los indígenas pieles rojas, todos son inmigrantes", agregó.

Escobar apuntó que, "sin embargo, a veces el planteamiento se evidencia de esta manera, con un interés mezquino en contra de los migrantes".

Recordó que, aunque los inmigrantes latinoamericanos son "minoría", su influencia en las elecciones estadounidenses cuenta.

Se calcula que poco más de 12,2 millones de hispanos acudirán a las urnas el próximo martes, un incremento del 22 por ciento respecto a 2008.