Quantcast
El Tiempo Latino
5:21 a.m. | 4/25/2014 | 52°

Multitudinaria protesta contra Gobierno de Fernández

EFE | 11/9/2012, 11:20 a.m.
Multitudinaria protesta contra Gobierno de Fernández
Miles de personas se movilizaron en distintos puntos de la capital argentina para ser parte del denominado "8N", una expresión de protesta contra el Gobierno de Cristina Fernández. | EFE

photo

EFE

Un grupo de cerca de 300 personas realizó un "cacerolazo" frente al Consulado argentino de Nueva York.

Buenos Aires- Dirigentes de la oposición argentina pidieron a sus propias filas y al Gobierno de Cristina Fernández tomar nota de la multitudinaria protesta del jueves 8 de noviembre en todo el país contra las políticas del oficialismo.

"El mensaje de la gente fue que quiere ser conducida con una agenda positiva, que resuelva sus problemas, y no con una agenda que confronta y divide. La gente quiere que el gobernante los escuche y se movilizó indignada reclamando a la presidenta por todas estas cosas", dijo hoy el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri.

El líder de Propuesta Republicana (Pro) señaló en declaraciones al canal TN que la gente espera que Fernández "escuche y cambie porque no quiere esperar tres años más", a las elecciones presidenciales de 2015, "frustrándose en estas ganas enormes de salir adelante".

Macri expresó, sin embargo, sus "dudas" de que el Gobierno escuche los reclamos y admitió que también la oposición debe sacar conclusiones de la protesta.

"La oposición tiene que aprender de la marcha de ayer que si, pretende gobernar -como es mi caso, que pretendo gobernar en 2015-, tenemos que tener una agenda cercana, concreta, que la gente comprenda".

Varios cientos de miles de personas se movilizaron el jueves por la noche en Buenos Aires y en las principales ciudades del país, tal como lo habían hecho ya el pasado 13 de septiembre. También hubo manifestaciones en ciudades fuera de Argentina, como Nueva York, París, Madrid y Sydney.

La convocatoria se hizo a través de las redes sociales y los manifestantes reclamaron, entre otras cosas, mayor seguridad, respeto a la libertad de prensa, una justicia independiente, control de la inflación y el fin de las restricciones cambiarias, además de pronunciarse en contra de que se cambie la constitución para permitir que Fernández compita en 2015 por un tercer mandato presidencial.

El excandidato presidencial del Frente Amplio Progresista (FAP), el socialista Hermes Binner, consideró que la manifestación tuvo "una dirección principal hacia el Gobierno", pero también implicó una "demanda hacia la oposición".

Binner dijo en declaraciones a medios locales que se debe "empezar a construir una oposición alternativa" y que "va a ser necesaria una renovación".

El exgobernador de la central provincia de Santa Fe señaló que los múltiples reclamos expresados el jueves por los manifestantes se pueden resolver "si hay voluntad política por parte del Gobierno, sino son tres años que se van a convertir en difíciles de transitar".

En tanto, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Mario Barletta, sostuvo que "cuando la gente habla, hay que escucharla", "una práctica a la cual el Gobierno nacional no está acostumbrado".

"Si bien hay una expresión de rechazo a prácticas y modos del gobierno, también hay un mensaje a la oposición. Quien sale a expresarse es porque cree que otra Argentina es posible, y quienes conformamos los partidos de la oposición tenemos que ser quienes tratemos un proyecto alternativo", apuntó el dirigente radical en declaraciones a radio La Ocho, de Rosario.

Del lado del oficialismo, uno de los pocos dirigentes que se manifestó sobre las masivas concentraciones de este jueves fue el senador Aníbal Fernández, quien dijo no entender "hacia dónde va el mensaje" de quienes se manifestaron.

"Lo que no logro es comprender el mensaje hacia dónde va ni de qué tengo que tomar nota", dijo el senador del gobernante Frente para la Victoria en declaraciones a Radio Continental.

Fernández afirmó que "si la gente tiene insatisfacción, tiene derecho a manifestarla", pero insistió en que entre los manifestantes "no había una comunidad de ideas ni una unidad de concepción".

Manifestantes congregados en Buenos Aires el pasado 8 de noviembre, cuando miles de personas comenzaron a movilizarse en distintos puntos de la capital argentina para ser parte del denominado "8N", una expresión de protesta contra el Gobierno de Cristina Fernández convocada a través de las redes sociales.