Quantcast
El Tiempo Latino
7:12 p.m. | 11/27/2014 | 41°

México libera a camionero estadounidense


AP | 11/24/2012, 9:54 a.m.
México libera a camionero estadounidense
Jabin Bogan sostuvo siempre que cruzó la frontera por error. Estuvo siete meses preso. | AP

Un camionero de Dallas encarcelado siete meses en México bajo cargos de contrabando de municiones derramó lágrimas cuando regresó a Estados Unidos y dijo que llegó a perder la esperanza de ser liberado.

Jabin Bogan sostiene que en abril se dirigía a Phoenix para entregar las municiones para fusiles de asalto cuando se equivocó de salida en la carretera y cruzó accidentalmente la frontera hacia México.

A pesar de insistir en que fue un verdadero error, Bogan, de 27 años, fue aprehendido y recluido en una prisión de máxima seguridad en México.

"Algunos días perdía la esperanza. Algunos días sentía que Dios estaba, siendo muy honesto en mi corazón, como que Dios se estaba riendo. Como que me estaba castigando sin ningún motivo. Sentía que me iba a dar por vencido", dijo el viernes en una breve rueda de prensa en El Paso poco después de volver a Estados Unidos.

Bogan agradeció entre lágrimas a las personas que lo apoyaron, y afirmó que en ocasiones tuvo ganas de quitarse la vida o de quitársela a otra persona.

"Yo era el único negro estadounidense en toda la prisión. Dios me ayudó a resistir y lo logré", dijo.

Bogan fue liberado de la cárcel mexicana la semana pasada pero permaneció detenido por las autoridades de inmigración hasta el viernes. Fue encontrado culpable de posesión de munición militar y sentenciado a tres años, pero posteriormente el fallo fue conmutado por el tiempo que pasó en prisión y una multa.

Fue arrestado el 17 de abril en Ciudad Juárez, al otro lado de El Paso. Bogan dijo que se dirigía a Phoenix cuando se perdió, y le comunicó a las autoridades mexicanas que un policía en la frontera le dijo que siguiera conduciendo hasta cruzar el puente internacional.

Bogan afirmó que intentó volverse cuando supo que había cruzado hacia México, pero que el trazo de los carriles le impidió regresar sin primero pasar por la zona de inspección de camiones en Ciudad Juárez, donde su vehículo fue registrado.

El viernes dijo que cuando reconoció ante los agentes que llevaba municiones, "dijeron 'en este lado del país es ilegal tener municiones'. Y es ahí cuando todo salió al revés, me detuvieron y nunca me dejaron salir".

Durante el juicio, los agentes aduaneros de México contradijeron la afirmación de los fiscales de que Bogan llevaba 268.000 municiones ocultas bajo la plataforma de su camión de remolque con 18 ruedas cuando fue aprehendido. Los agentes dijeron en su testimonio de junio que Bogan intentaba dar una vuelta para volverse hacia Estados Unidos cuando hallaron las municiones envueltas sobre camastros de madera dentro del remolque.

Bogan fue arrestado a menos de 30 metros (100 pies) de un enorme letrero con la leyenda "no más armas". El letrero, develado por el presidente mexicano Felipe Calderón dos meses antes de la captura de Bogan, fue hecho a partir de fusiles de grueso calibre y cartuchos decomisados.

Calderón dice que las leyes laxas sobre armas en Estados Unidos facilitan el ingreso de éstas a México.