0

Los Nats regresan los playoffs a DC

Los jugadores de los Washington Nationals y los Cardenales de San Luis formados en el terreno de juego en el Nationals Park que registra un lleno monumental, el miércoles 10.

Los jugadores de los Washington Nationals y los Cardenales de San Luis formados en el terreno de juego en el Nationals Park que registra un lleno monumental, el miércoles 10.

A la 1:10 de la tarde del miércoles 10 de octubre y con un Nationals Park lleno en su totalidad, el pitcher abridor de los Washington Nationals, Edwin Jackson, abrió el tercer partido de la serie divisional de la Liga Nacional ante los Cardenales de San Luis, en el primer partido de postemporada de Grandes Ligas en la capital desde 1933.

El lanzamiento de la primera bola lo realizó el inmortal ex pelotero, Frank Robinson, miembro del Salón de la Fama del Béisbol, y quien dirigió a los Nationals durante sus dos primeros años en la capital.

Vistiendo una camisa de los Nationals con el número 20 que uso durante su carrera, Robinson recibió una ovación de pie luego de lanzar la primera bola del partido.

“Fue bueno, no tanto como lo fue antes pero me sentí bien, muy bien. Fue muy lindo de parte de los aficionados que han sido muy amables desde que el béisbol regresó a esta ciudad en 2005 y por eso me gusta compartir con ellos”, dijo Robinson minutos después a los reporteros en el palco de prensa en el Nationals Park.

“Ellos se merecen lo que está pasando aquí hoy”, agregó Robinson.

La serie entre los Nationals y los Cardenales se encuentra empatada a un triunfo por lado, luego de dividir honores en los dos primeros encuentros que se realizaron en el Busch Stadium de San Luis.

El cuarto juego de la serie se realizará el jueves 11 en el mismo estadio capitalino y, en caso de ser necesario un quinto juego también se realizaría en DC.

El ganador de tres juegos de la serie prevista a un máximo de cinco, se enfrentará al ganador de la otra serie divisional del Viejo Circuito que se juega entre los Rojos de Cincinnati y los Gigantes de San Francisco.

Cuando se está jugando la parte baja del quinto inning, los Nationals se encuentran abajo en el marcador 4-0, luego de que los Cardenales apalearan al abridor Jackson con una descomunal ofensiva, entre ellas un jonrón de tres carreras.