Quantcast
El Tiempo Latino
8:51 p.m. | 46° 11/24/2017

Biden-Ryan, otro debate para la polémica


Redacción/EFE | 10/11/2012, 9:50 p.m.
Biden-Ryan, otro debate para la polémica
Joe Biden y Paul Ryan en Kentucky, durante el debate del jueves 11. | EFE

"Cuando el presidente Barack Obama llegó a la Oficina Oval, el primer día, me dijo que quería atrapar a Osama Bin Laden", definió el vicepresidente Joe Biden al principio del debate que lo enfrentó al compañero de fórmula de Mitt Romney, el republicano Paul Ryan.

Por su parte, Ryan criticó la falta de "credibilidad" de la Casa Blanca respecto a Irán y señaló que la capacidad nuclear de Teherán ha aumentado desde su llegada a la Casa Blanca.



"Cuando Obama fue elegido, Irán tenía material para una bomba nuclear, ahora tiene material para cinco", señaló Ryan en el debate televisado en vivo desde la universidad Centre College de Danville, en Kentucky, el jueves 11.

A lo que Biden retrucó "los iraníes no tienen ningún arma en estos momentos", y también señaló que el Gobierno estadounidense está convencido que, de ser necesario, podrían asestar un "serio golpe" al régimen de Teherán.

El debate comenzó con foco en política exterior, pero luego pasó a temas domésticos: trabajo y salud.

"La economía con Obama cojea, con nosotros se generarían 12 millones de empleos", aseguró Ryan.

Biden advirtió que las propuestas fiscales de los republicanos quieren "hacer rehén a la clase media" para "recortar impuestos a los más ricos".

"Queremos extender los recortes de impuestos para la clase media, pero ellos (los republicanos) quieren hacer rehén a la clase media para recortar impuestos a los más ricos", dijo Biden sobre la oposición de los republicanos a elevar los impuestos a las rentas más altas durante el debate con su rival Paul Ryan.

A diferencia del debate que reunió por primera vez a Mitt Romney y Barack Obama, éste tuvo más interrupciones, y un poco más de calor.

Y uno de los temas que subió esa temperatura fue el del aborto. La moderadora Martha Raddatz le pidió la opinión personal a los dos candidatos, que son católicos.

Ryan dijo que es "pro-vida" y que desde que vió a su hija Liza, cuyo apodo es "Bean", a las siete semanas de vida en una imagen de ultrasonido, supo que "la vida era primero". Dijo que sólo aceptaba el aborto en casos de violación, incesto y graves situaciones médicas.

Biden dijo que sigue su concepción católica sobre el aborto, pero que no podría imponerle su propia visión a todas las personas.