Quantcast
El Tiempo Latino
7:19 p.m. | 47° 11/19/2017

Pionero en el fútbol nacional


El Tiempo Latino/Redacción | 10/12/2012, 10:11 a.m.
Pionero en el fútbol nacional
DE VIAJE. Juan Carlos Duperier, cuando hizo el Camino de Santiago, un “viaje espiritual”. | Cort. JCD

CON SU ÍDOLO. Duperier con Pelé, en los 80.

Cort. JCD

CON SU ÍDOLO. Duperier con Pelé, en los 80.

Su pasión por el fútbol es más que deportiva. Después de sus inicios, en 1974, en las ligas juveniles de España —en el club Vallehermoso de Madrid— y de culminar su carrera futbolística entrenando en Nueva York junto a sus ídolos Pelé y Beckenbauer, Juan Carlos Duperier asegura hoy que se siente satisfecho rodeado de los jóvenes jugadores del club Loudoun Youth Soccer.

“Entre 1984 y 1993 tuve el privilegio de colaborar como entrenador en la Academia de fútbol del Cosmos de Nueva York, donde conocí a Pelé y a Franz Beckenbauer, entre otros, y trabajé con ellos durante algunos años”, contó Duperier a El Tiempo Latino y añadió que esos fueron momentos importantes en su vida y su carrera que, dice, son lo mismo.

“Yo no entiendo mi vida sin el fútbol y si he tenido la fortuna de estar junto a algunos de los grandes, hoy que trabajo con jóvenes me siento tan satisfecho como entonces”, dijo. “A Pelé siempre le recordaré como un gran futbolista y un gran ser humano: humilde, accesible y generoso”.

A finales de la década de los años 70, Duperier jugó en la tercera division del fútbol español y en los 80 se trasladó a Nueva York para jugar en el equipo del Brooklyn Kosmos donde estuvo hasta 1985, en una liga denominada “Helenic Soccer League”.

En esos tiempos, el fútbol era —y en algún sentido sigue siéndole— un deporte en crecimiento, que sumaba fanáticos uno a uno, en distintas ciudades del país.

“En esa liga tuve de compañero al defensa Santiago Formoso, quien había sido uno de los primeros latinos en jugar para el equipo nacional de Estados Unidos y fue una de las figuras del Cosmos de Nueva York”, dijo Duperier.

Convencido de que su vida siempre sería el fútbol, Duperier comenzó a combinar su actividad en el terreno de juego con la de entrenador.

“Empecé jugando de delantero, pero en Estados Unidos me afiancé en el centro del campo, y hubo un momento en que tomé la decisión de sacar las licencias de entrenador profesional tanto en España como en Estados Unidos”, explicó Duperier quien en 1996 llega a Washington DC y comienza su academia de fútbol con el Club de Vienna Youth Soccer Association.

Hoy continúa con su escuela y entrena a equipos masculinos y femeninos de todas las edades.

Con el club Loudoun Youth Soccer trabaja con los equipos Sub-13 de Niñas y Sub-14 de Niños. Su consejo para los jóvenes: “Que sean consistentes y se concentren en el fútbol porque en este país a los jóvenes se les distrae con demasiados deportes al mismo tiempo”.

“Menos mal que la presencia hispana en Estados Unidos sigue creciendo porque así el fútbol se consolidará”, auguró Duperier y concluyó: “En este país tienen que entender que esto es más que un deporte, es una forma de vida, una pasión que no conoce de ninguna frontera”.