Quantcast
El Tiempo Latino
10:16 a.m. | 38° 12/11/2017

Centroamérica sigue temblando


El Tiempo Latino/Redacción | 9/6/2012, 11:12 a.m.
Centroamérica sigue temblando
Un hombre revisa los daños producidos por el terremoto en el edificio de la municipalidad el miércoles 5 de septiembre en Nicoya, Costa Rica. | EFE

Una serie de sismos de gran magnitud viene afectando con frecuencia inusitada al territorio centroamericano. El último, de 7,6 grados, ocurrió el miércoles 5 de septiembre en el norte de Costa Rica, causando una muerte por infarto y numerosos daños materiales.

Antes, el lunes 27 de agosto, otro de magnitud 6,7 en la escala de Richther sacudió El Salvador, y ese sismo tuvo más de 100 réplicas.

En ambos casos hubo alertas de tsunami, que luego fueron descartadas. Lo que no pudo eliminarse es el terror que causa ver la tierra moverse, algo que los habitantes de esa región están sintiendo con más frecuencia que nunca.

El temblor de Costa Rica —que tuvo epicentro en el Océano Pacífico, a unos 220 kilómetros de la capital, San José—, se sintió también en El Salvador, Nicaragua y Panamá, según informó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica.

Las autoridades costarricenses confirmaron la muerte de una mujer de 55 años a causa de un infarto que sufrió tras el temblor, que se sintió en casi todo el país y con bastante fuerza en San José, aunque afectó especialmente a la zona de la costa del Pacífico.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, hizo un llamamiento a la “tranquilidad”, en una rueda de prensa a poco de ocurrir el sismo.

El sismo se centró 41 kilómetros debajo de la superficie. Los terremotos que ocurren a profundidades considerables tienden a ser menos destructivos, pero sus sacudidas pueden sentirse en un área más amplia.

"Si hubiese sido más superficial, el peligro habría sido mucho mayor", dijo el sismólogo Daniel McNamara, del Instituto Geológico de Estados Unidos.

El instituto dijo que el sismo tuvo su centro a unos 60 kilómetros (38 millas) del pueblo de Liberia y 140 kilómetros (87 millas) al oeste de San José, la capital.

El área es una zona sísmicamente activa en la que la placa tectónica de los Cocos se encuentra con la placa del Caribe. "A lo largo de toda la costa del Pacífico de Centroamérica se pueden esperar fuertes terremotos", dijo McNamara.

El sismo fue seguido por tres fuertes réplicas de magnitud superior a 4.

"Los pocos daños sufridos en el país pese a la magnitud del terremoto se deben a su estricto código sísmico que cumple con los estándares internacionales", le dijo a la AP el presidente del Colegio de Ingenieros y Arquitectos, Olman Vargas.

"Nosotros tenemos una cultura de concreto y acero", afirmó Vargas. "Desde hace años abandonamos la construcción en barro o en adobe, que generaba muchos problemas y lo sigue haciendo en otros países".