Quantcast
El Tiempo Latino
6:47 a.m. | 31° 12/17/2017

Una lección de historia en Bladensburg


Miranda S. Spivack/The Washington Post | 9/6/2012, 5:02 p.m.
Una lección de historia en Bladensburg
ZONA PARA RECORDAR. Recreación de la batalla. | twp

photo

TWP

ZONA PARA RECORDAR. En las calles de Bladensburg se libró la Batalla de 1814.

Durante años, John Giannetti, un ex-capitán de la Marina, ha lamentado la falta de un monumento conmemorativo a los estadounidenses caídos en la Batalla de Bladensburg, en 1814.

“Creo que se lo merecen”, dijo Giannetti, cuyos lazos familiares lo atan al condado de Prince George’s desde hace ya varias décadas.

En el próximo otoño, una estatua de relieve en bronce será descubierta en el Bladensburg Balloon Park. La estatua fue diseñada por la artista local Joanna Blake, en el estudio de Gianetti, en Brentwood.

El monumento conmemorativo, que muestra al Brigadier Joshua Barney caído, junto con otros dos soldados, es uno de los muchos esfuerzos de los residentes locales por destacar los lazos que existen entre el área y la guerra de 1812, un conflicto con los británicos que sentó las bases para la independencia de Estados Unidos.

A causa de las celebraciones del bicentenario de la guerra, Bladensburg y los pueblos ribereños aledaños, conocidos como los Port Towns —comunidades que, en el pasado, obtuvieron dividendos del próspero comercio a lo largo del Río Anacostia— están intentando sacar partido de sus lazos con la batalla, y atraer turistas y aficionados a la historia.

“Aquí tenemos una historia que podemos tocar”, dijo el presidente del Concejo de Prince George’s, Andrea C. Harrison, cuyo distrito incluye las cuatro comunidades que conforman los Port Towns: Bladensburg, Colmar Manor, Cottage City y Edmonston.

Pero crear una atracción turística a expensas de la historia no es tarea fácil: con sus centros comerciales, industrias y edificios, el área es más una ciudad estadounidense cualquiera que el Williamsburg Colonial.

La Ruta 450, la calle principal de Bladensburg, es usualmente una vía congestionada, transitada por más de 50.000 vehículos diarios. Al mismo tiempo, es la ruta de entrada más importante a las áreas históricas. Debido a limitación en los fondos, los planes para convertir la carretera estatal en una vía más atractiva para los peatones y ciclistas se han aplazado, al menos, hasta 2016.

Aun así, los funcionarios están intentando resaltar los muchos lugares del área, colocando avisos, banderas y otras señales, y construyendo un sendero para los caminantes.

Por ahora, los visitantes pueden buscar restos en el campo de batalla, visitar los lugares donde sucedieron más de 50 duelos entre 1808 y 1868; e ir a Fort Lincoln Cemetery, donde el destacamento de Barney opuso resistencia mientras las líneas estadounidenses se desmembraban.

En agosto pasado, los funcionarios locales y del condado abrieron un Centro de Visitantes dedicado a la guerra de 1812. El centro, ubicado en el Bladensburg Waterfront Park, una gran franja verde a orillas del Río Anacostia, ofrece alquileres de kayaks y canoas, además de un sendero para ciclistas.

Los miembros del Concejo Juvenil de los Port Towns también se han unido a la causa, y se han pasado los últimos dos veranos catalogando el área y ofreciendo sugerencias a los adultos sobre cómo hacer el área más atractiva.

“Comiencen por lo pequeño: pinten nuevamente los pasos peatonales. Si las personas reciben más, van a querer que su ciudad luzca mejor”, dijo Demilade Adebayo, de 16 años, quien estudia en undécimo grado en la secundaria de Bladensburg.

Erick Vargas, de 16 años, también de undécimo grado en Bladensburg, dijo que los Port Towns deberían preocuparse más por los peatones. Otros han sugerido más aceras, carriles para bicicletas y mejor iluminación.

El alcalde de Bladensburg, Walter L. James Jr., dijo que las conmemoraciones de la guerra de 1812 están dándole al área un nuevo ímpetu para reinventarse. Dijo a los estudiantes que sus recomendaciones no quedarán “engavetadas”.

—Traducción: Gloria Spencer