0
UNIDOS. El presidente Barack Obama (izq.) abraza al ex mandatario Bill Clinton el miércoles 5 en Charlotte.

UNIDOS. El presidente Barack Obama (izq.) abraza al ex mandatario Bill Clinton el miércoles 5 en Charlotte.

ESTELAR. Martin O’Malley, gobernador de Maryland, el martes 4.

AP

ESTELAR. Martin O’Malley, gobernador de Maryland, el martes 4.

El área tuvo una presencia notable en la Convención del Partido Demócrata que se llevó a cabo del martes 4 al jueves 6 en Charlotte, Carolina del Norte.

Virginia pasó de ser “La Cenicienta”, a protagonista en la reunión más importante de los demócratas, por el peso político que representa en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

“La importancia que tiene el electorado de Virginia se puede medir de una forma sencilla”, expresó a El Tiempo Latino el martes 4, el delegado estatal de Virginia, Alfonso López, quien participó en el evento.

“Antes estabamos en la última fila de la convención y ahora somos los terceros, después de Delaware—estado del vicepresidente— e Illinois, casa del presidente Barack Obama”, agregó López.

Los ojos de los candidatos están puestos en Virginia, que en 2008 cambió de signo político al elegir al primer presidente demócrata en 44 años. Ese partido quiere repetir la hazaña este año, pero sabe que es una tarea difícil por el gran porcentaje de indecisos que no se identifican con el azul de los demócratas o el rojo de los republicanos.

El martes 4 el ex gobernador de Virginia y candidato al senado, Tim Kaine, se dirigió a los 6.000 delegados de la convención, entre ellos más de 800 hispanos, haciendo un llamado al “trabajo fuerte de base”.

Mientras tanto los republicanos buscan recuperar este caudal de votos. En su convención nacional —realizada del 28 al 30 de agosto en Tampa, Florida— el gobernador de Virginia Robert McDonnell fue protagonista.

Por su parte, en la Convención Demócrata, Maryland se lució en el podio con una larga lista de oradores. El gobernador Martin O’Malley se dirigió a la asamblea en horario estelar.

“El gobernador está preparándose a pasos agigantados para ascender a nivel nacional”, dijo la funcionaria del gobierno de Maryland, Jessy Mejía, quien es delegada en la convención.

O’Malley es el presidente de la Asociación de Gobernadores de Estados Unidos y se rumora que su partido lo proyecta como un futuro candidato presidencial.

Al menos otros seis políticos de Maryland tomaron el micrófono en la reunión nacional.

A diferencia de Virginia y Maryland, el Distrito de Columbia, no gozó del mismo protagonismo. El deseo de los delegados de abogar en el podio porque DC tenga los beneficios de un estado, se vio frustrado.

“Negarle al Distrito una voz en la convención de este año, en particular, es un trago amargo”, dijo la delegada de DC Eleanor Holmes Norton, cuya participación del martes 4 estuvo limitada sólo a hablar de su rol como mujer en el Congreso.

Pese a que no lograron impulsar su causa en el pleno, lo hicieron desplegando dos carteles publicitarios en Charlotte.

Otros protagonistas fueron los latinos. Por primera vez en la historia de las convenciones, un hispano dio el discurso principal de apertura oficial. El alcalde de San Antonio, Texas, Julián Castro, cautivó a los demócratas.

“Hemos visto una presencia hispana más fuerte que en otros años. Hay al menos 100 delegados latinos más, de Maryland unos 10”, aseguró el senador de ese estado, Víctor Ramírez, quien destacó el discurso de la primera dama, Michelle Obama.

“Se acerca más a nuestra realidad”, añadió Ramírez.

El ex presidente Bill Clinton levantó al partido con su intervención el miércoles 5 al destacar la labor de Obama en la recuperación del país durante la crisis económica. “Ni yo, ni ninguno de mis predecesores hubieran podido reparar todo ese daño en sólo cuatro años”, afirmó Clinton al nominar a Obama como candidato.

El presidente aceptó la nominación el jueves 6.

Plataforma Puntos importantes que los demócratas aprobaron en su convención:

Impuestos. Expandir los recortes de impuestos sólo a quienes ganan menos de $250.000 al año.

Matrimonio gay. A favor de la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo.

Aborto. Apoya el derecho de la mujer de tomar su propia decisión respecto a su embarazo, incluida la opción de tener un aborto legal a varias semanas de gestación.

Inmigración. Apoyan el DREAM Act, una medida que legalizaría a los estudiantes indocumentados que llegaron al país siendo niños. También respaldan una reforma migratoria integral.

Religión. El martes 4, los demócratas hicieron una enmienda en su plataforma para agregar a ella una expresión de fe en Dios y proclamaron que Jerusalén es la capital de Israel.