Quantcast
El Tiempo Latino
4:55 a.m. | 51° 10/19/2017

Hallan 17 cadáveres en México


AP | 9/16/2012, 9:36 p.m.
Hallan 17 cadáveres en México
Trabajadores forenses realizan el levantamiento de 17 cadáveres el domingo 16 de septiembre en la carretera que une los estados de Michoacán y Guadalajara. | EFE

GUADALAJARA— Los cadáveres de 17 hombres asesinados fueron encontrados por las autoridades el domingo 16 de septiembre en el interior de una finca ubicada en los límites entre los estados de Jalisco y Michoacán, en el oeste de México, un territorio en el que varios cárteles luchan por hacerse con el control del tráfico de drogas.

Los cuerpos fueron hallados en un terreno situado a un lado de la carretera libre entre Guadalajara y Morelia, concretamente en el municipio de Tizapán el Alto, con signos de haber sido ejecutados con arma de fuego en otro lugar y después abandonados en este sitio, según el procurador de justicia de Jalisco Tomás Coronado Olmos.

Los cadáveres, todos correspondientes a varones, estaban desnudos, desmembrados, apilados y algunos con cadenas al cuello y cintas en los ojos, dijo Coronado.

El procurador reveló estos detalles al finalizar el desfile del día de la Independencia nacional. "En los límites con otros estados es más vulnerable hacer una acción así y después dejar los cuerpos", añadió Coronado Olmos.

El lunes hubo un enfrentamiento en este mismo municipio entre la policía local y un convoy armado con saldo de dos muertos y dos heridos.

La semana pasada fueron colocadas en distintos municipios de Jalisco mantas con mensajes de amenaza de los Caballeros Templarios contra los cárteles de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

Esta matanza se descubre la misma semana en la que se detuvo al presunto líder del cartel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias El Coss, en una operación perpetrada por la Marina mexicana en Tampico, Tamaulipas.

En mayo, las autoridades hallaron 18 cabezas y otros restos humanos en dos carros abandonados en la carretera entre Chapala y Guadalajara.

La violencia atribuida al crimen organizado ha dejado miles de muertos en los últimos años.

Entre diciembre de 2006 y septiembre de 2011, según la última cifra oficial disponible, se registraron poco más de 47.500 asesinatos. Algunos grupos civiles y activistas consideran que a la fecha la cifra podría haber superado los 60.000 muertos.