Quantcast
El Tiempo Latino
6:48 p.m. | 73° 10/22/2017

Sonia Gutiérrez cumple 40 años de servicio comunitario


Ana Cubías | 9/21/2012, 1:48 p.m.
Sonia Gutiérrez cumple 40 años de servicio comunitario
Sonia Gutiérrez (centro) en un festival con sus estudiantes en febrero de 2012. | Cort. Carlos Rosario

photo

Cort. Carlos Rosario

Sonia Gutiérrez (centro) en la puesta de la primera piedra de la escuela Carlos Rosario en la Harvard Street en 2004.

La puertorriqueña Sonia Gutiérrez, de 73 años, ha dedicado más de la mitad de su vida a la escuela charter Carlos Rosario. Desde los inicios ayudó a la fundación de la escuela —ubicada en Columbia Heights, al noroeste de DC—, a la creación de múltiples programas y ha sido líder de esa institución desde hace cuatro décadas.

Por ese motivo el jueves 20 de septiembre se llevó a cabo una gala en el Hotel Marriott Wardman Park de DC para celebrar los aportes de Gutiérrez a la comunidad hispana.

“Es un honor para mí ser galardonada de esta manera. Estos 40 años han sido un recorrido muy lindo para mí porque he tenido la oportunidad de tocar las vidas de miles de estudiantes que son inmigrantes y que han venido a este país a superarse como yo”, dijo a El Tiempo Latino, Gutiérrez, CEO de la Carlos Rosario.

“He puesto mucho trabajo y sacrificio pero al final del día todo eso vale la pena”, añadió Gutiérrez.

La Carlos Rosario es una escuela charter para adultos —en su mayoría inmigrantes— que recibe subsidio del Gobierno de DC y recibe a más de 2.000 estudiantes anualmente. Según datos, hasta la fecha se estima que unas 60 mil personas han pasado por esta institución.

La escuela imparte clases de inglés, español, computación, ciudadanía, secundaria, artes culinarias y talleres de asesoramiento para profesionales.

En 1987 Gutiérrez fue nombrada con el título “Washingtonian of the Year”, por sus contribuciones a la comunidad y a la educación de los latinos. Ese mismo año la DC Commission of Woman la incluyó en su Hall of Fame.

Para la primavera de 2003 recibió el premio “Philanthropist in Human Capital” y en 2011, el alcalde de DC, Vincent Gray, la nombró la “Mujer Internacional del Año”.

En 2004, Gutiérrez inauguró las instalaciones de la escuela en la calle Harvard, en donde se ubica actualmente.

Aracelly Watts, directora de Capacitación Laboral de la Carlos Rosario, aseguró que para la escuela y el personal docente, Gutiérrez es una “fuente de inspiración y dedicación”.

“Es una persona que deja huella en la vida de los que trabajamos con ella. Personalmente me siento honrada de poder compartir momentos de mi vida y aprender sus enseñanzas”, expresó Watts.

“Ella es grande por lo humilde y sincera que es”, agregó Watts, quien lleva casi seis años trabajando en la escuela.

Y también dijo que la fundadora de Carlos Rosario representa la lucha diaria de los inmigrantes.

“Es un ejemplo de cómo los latinos trabajamos duro para reinventarnos en este país”, manifestó. “Creo que el mensaje que nos manda con su trayectoria es que no hay nada imposible”, añadió Watts.

A pesar de que en 2011 Gutiérrez fue operada de un tumor en la cabeza que la dejó sin poder trabajar por varios meses, la fundadora dijo que aún no está pensando en retirarse. Pero aseguró que cuando lo haga la escuela seguirá porque “he formado otros líderes que podrán darle continuidad a la misión de la escuela”.

“Los estudiantes son mi vida. Cada uno de los que ha pasado por la escuela Carlos Rosario ha sido una bendición para mí”, afirmó Gutiérrez.

“Si me muriera y volviera a nacer quisiera hacer lo mismo. Vine al mundo para trabajar con los inmigrantes y lo haré hasta el día que ya no pueda”, agregó Gutiérrez.

Entre los planes a futuro de la puertorriqueña está la apertura del campus Sonia Gutiérrez —que estará ubicado entre las calles 5th y V— en septiembre de 2013.

La gala que se celebró el jueves 20 marcó el inicio de un año de campaña para recaudar fondos para becas, fortalecer la capacidad de la fundación, promover la expansión y la replicación del modelo educativo de Carlos Rosario.

Actualmente, Gutiérrez está trabajando con la Raza Develpment, una subdivisión del Consejo Nacional de la Raza, en una iniciativa a nivel nacional que llevaría el modelo de la escuela a otros estados.

“Creo que el éxito de mi carrera se lo debo a mis estudiantes porque ellos son los que me mantienen joven y llena de vida”, contó Gutiérrez. “Me inyectan la energía que necesito. Los amo y los respeto como a mi familia”, concluyó.