0

¿Realmente sirven las calificaciones de los hospitales?

Debaten si son útiles para el consumidor
El cirujano oncológico Paul Sugarbaker, del Washington Hospital Center, uno de los top del área.

El cirujano oncológico Paul Sugarbaker, del Washington Hospital Center, uno de los top del área.

¿Cuán bueno es el St. Mercy Livonia Hospital? Depende de a quién se le pregunte.

Leapfrog Group, una respetada organización sin fines de lucro que promueve la seguridad del paciente, le dio una “A” al hospital de Michigan. La compañía Healthgrades lo nombró uno de los 50 mejores hospitales del país.

Pero la Joint Comission, otra organización sin fines de lucro que acredita hospitales, y U.S. News and World Report, omitió al St. Mary en su lista de los mejores hospitales. Consumer Reports le dio un puntaje de seguridad de 47 puntos sobre 100, citando un alto número de readmisiones, pobre comunicación con el paciente y un excesivo uso de escáneres. Medicare, que tiene un nuevo programa de reconocimiento a hospitales que logran un cierto número de medidas de calidad, está reduciendo los pagos de St. Mary en una fracción este año.

Las evaluaciones de hospitales están proliferando, ofreciendo a los pacientes una mirada sin precedentes al interior de las instituciones, en las que las variaciones de calidad pueden determinar quién vive o muere. Muchos tienen nombres similares, como “Best Hospital Honor Roll”, “America’s Best Hospitals” y “100 Top Hospitals”.

Illinois, Florida y otros estados han creado su propios reportes. En algunos lugares, como California, hay más de una docena de organizaciones ofreciendo evaluaciones sobre calidad hospitalaria.

Pero estas clasificaciones, las cuales usan cada una su propia metodología, a menudo llegan a conclusiones muy divergentes, ofreciendo más confusión que claridad a los consumidores.

Y, además, las clasificaciones no siempre coinciden con las visiones de las autoridades que supervisan los hospitales. De hecho, UCSF Medical Center ha tenido buenas calificaciones de muchas compañías calificadoras confiables aunque oficiales de salud pública de California los han penalizado con $425.000 en repetidas oportunidades por poner en peligro a los pacientes.

A medida que se multiplican las calificaciones, más y más hospitales tienen algo de lo que pueden presumir. La tercera parte de los hospitales de EE.UU. —más de 1.600— ganaron el año pasado al menos una distinción por parte de una gran compañía calificadora, de acuerdo con un análisis de Kaiser Health News. En el mercado del área de Fort Lauderdale, 21 de 24 hospitales fueron señalados como ejemplos por al menos una fuente de calificación. En la región de Baltimore, 19 de 22 hospitales lograron un reconocimiento.

“Estoy muy preocupado por estas calificaciones”, dijo Jerod Loeb, vicepresidente ejecutivo para la evaluación de calidad en el cuidado de salud en Joint Comission. “Todos son esfuerzos justificables por ofrecer información, pero al final del día, todos y cada uno de ellos es deficiente en algún aspecto. En vez de iluminar, pueden ser confusos”, expresó Loeb.

Carol Cronin, directora ejecutiva de Informed Patient Institute, que califica a los calificadores, dijo que la mayoría de los informes de calificaciones no son fáciles de usar. “ Muchos de ellos no ayudan a los consumidores a entender rápidamente qué hospital es mejor que otro”, agregó.

Sin embargo, muchos hospitales están dispuestos a sacar provecho de estas distinciones en su comercialización. Healthgrades, U.S. News and Leapfrog no sólo promueven este proceso, sino que se benefician de él, cobrando derechos de licencia a hospitales que quieren anunciar sus premios. “Un hospital no puede pagar por un premio, debe lograrlo”, dijo Healthgrades en un comunicado.

Healthgrades y Truven Health Analytics, que publican los “100 Mejores Hospitales”, ofrecen servicios de consultoría a hospitales que quieran mejorar su desempeño total. Jean Chenoweth, vicepresidente senior de Truven, dijo que la lista no le reporta a Truven ningún dinero, pero “le da a la compañía muchísima visibilidad”.

El doctor Andrew Brotman, jefe de Clínica en el NYU Langone Medical Center de Manhattan, dijo que los cobros pueden ser sustanciales. “Healthgrades cobra $145.000 por usar esto en el sitio web como un logo, nosotros no hacemos eso”. “U.S.News está en el rango de $50.000. Leapfrog, $12.500”.

Consumer Reports impide que los hospitales usen sus calificaciones en marketing, pero los pacientes deben suscribirse para leer los reportes on line. (Otros generalmente proveen acceso gratis a los ratings en sus sitios). La Joint Comission no cobra a hospitales que conforman su lista de máxima calidad.

Una encuesta del Pew Research Center halló que el 14% de los usuarios de Internet consultó on line las calificaciones u opiniones de hospitales y centros médicos. Florence Harvey, de 70 años, dijo que cuando se mudó a Washington, DC, el otoño pasado, eligió un plan de salud y un doctor afiliado al Washington Hospital Center tras revisar el ranking de todos los hospitales locales en el sitio web de U.S. News. “Este hospital es el que mejor calificaciones tenía”, contó Harvey.

Pero Harvey puede ser la excepción. El doctor Peter Lindenauer, profesor de la Tufts University, dijo que la poca investigación que hay sobre las calificaciones “sugiere que tienen un impacto limitado en la conducta del paciente”.

Y eso no es sorpresivo desde que muchas admisiones, como aquéllas por ataque cardíaco o accidente de auto, tienen una inmediatez que las excluye de la comparación, a la hora de calificar. También, notan investigadores, muchos pacientes no están de acuerdo con las recomendaciones de sus médicos.

Los cálculos que intervienen en estas calificaciones son complejos. La mayoría de las evaluaciones de los hospitales sintetizan docenas de piezas de información que Medicare publica en su sitio web de comparación de hospitales, incluyendo las tasas de muerte y los resultados de encuestas de satisfacción de pacientes. También examinan otras fuentes y usan encuestas privadas para crear listas de fácil uso, que despliegan en sus sitios de internet.

“Los programas de calificaciones y rankings ofrecen a las personas información que pueden usar para elegir sus hospitales, pero no recomendamos descansar en uno de estos rankings completamente”, dijo vía e mail Jennifer Kennedy, vocera de St. Mary Mercy.

El doctor John Santa, quien dirige las calificaciones de salud de Consumer Reports, dijo que los consumidores se benefician de ventajas diferentes al igual que lo hacen al comprar un auto o un aparato electrónico, y la competencia incita a cada grupo de clasificación a mejorar. "Creemos que es consistente con la buena ciencia", dijo Santa.

Avery Comarow, editora de calificaciones de salud para U.S. News, está de acuerdo. “Las personas van a los hospitales por distintas razones y prioridades”, dijo. No creo que hubiera un único sistema de calificación que pudiera hacerlo todo”.

Algunos de los hospitales que alcanzan las mejores calificaciones, tienen poco respeto por ellas. Advocate Christ Medical Center de Oak Lawn, Illinois, recibió el año pasado alabanzas por parte de Leapfrog, U.S. News, la Joint Comission, Truven y Healthgrades. Pero el doctor Willian Adair, vicepresidente para transformaciones clínicas dice que no autoriza ninguna de estas distinciones. “Nos hacen sentir a todos un poco incómodos, para ser franco sobre el tema”, dijo Adair.


Kaiser Health News es un programa editorial independiente perteneciente a la Henry J. Kaiser Family Foundation. Es un programa imparcial y sin fines lucrativos que se dedica al estudio y diseminación de información sobre política de salud. Kaiser Health News no está afiliada a Kaiser Permanente.