Quantcast
El Tiempo Latino
4:15 p.m. | 9/22/2014 | 75°

Se agrava la situación política en Venezuela


Muertos, acusaciones y alta tensión entre oficialistas y opositores

EFE | 4/16/2013, 9:58 p.m.
Se agrava la situación política en Venezuela
Opositores manifestaron el lunes 15 de abril su rechazo a la proclamación de Nicolás Maduro como ganador de las elecciones presidenciales del domingo 14 y presidente electo con manifestaciones y un cacerolazo en Caracas. | EFE

La crispación, la tensión y las acusaciones mutuas se han apoderado de Venezuela apenas 48 horas después de los resultados electorales del domingo, en los que ganó el líder chavista, Nicolás Maduro, por un estrecho margen sobre el opositor Henrique Capriles.

Al menos siete muertos y más de 60 heridos es el saldo de incidentes registrados en la noche del lunes que el Gobierno atribuye a la oposición y que Capriles ha rechazado imputándoselas a la Administración de Maduro, presidente electo, mientras la temperatura del país aumenta en medio de una crisis política.

Maduro atacó hoy sin contemplaciones a Capriles llamándole "cobarde asesino", responsabilizándole de las muertes por haber llamado "a la violencia a la calle" y asegurando que el líder opositor se las verá con la justicia "más temprano que tarde".

Por su parte, Capriles aseguró que el presidente electo quiere "meter al país en una situación de violencia" para hablar de eso y no del recuento voto a voto que reclama tras la victoria de Maduro con 272.000 votos de ventaja, según el último recuento del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La fiscal general, Luisa Ortega, informó hoy que las muertes, todas de supuestos chavistas que celebraban la proclamación ayer de Maduro, se produjeron como consecuencia de disparos de presuntos opositores en vehículos, y afirmó que hay 137 detenidos.

Además, indicó que las protestas de opositores dejaron sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) quemadas, vehículos incendiados y destrozos en establecimientos públicos y privados.

Maduro aseguró que lo que ha sucedido era "crónica de un golpe anunciado".

"Yo puedo decir hoy hemos derrotado el golpe de Estado, pero ellos van a continuar intentando desestabilizar. Declaro derrotado el golpe de Estado con el pueblo y la Fuerza Armada", exclamó Maduro.

Sin embargo, el presidente electo prohibió una marcha opositora frente al Consejo Nacional Electoral (CNE) convocada para mañana para demandar el recuento del 100 % de los votos de las elecciones del domingo.

"Ahora están planteándose para mañana una marcha al centro de Caracas, no se va a permitir la marcha al centro de Caracas, ustedes no van a ir al centro de Caracas, a llenar de muerte y de sangre, no la voy a permitir", indicó Maduro.

Capriles respondió desconvocando la marcha.

"He tomado la decisión: mañana no vamos a movilizarnos y le pido a todos mis seguidores recogerse. El que salga está en el lado de la violencia está haciéndole el juego al Gobierno", indicó el líder opositor en una conferencia de prensa cuya transmisión fue interrumpida por una cadena de radio y televisión de Maduro.

Subrayó que "esta es una lucha para que se sepa la verdad" y aseguró que iba a continuar con los reclamos desde la "protesta pacífica" porque, afirmó, "ser pacíficos no es ser más débiles".

Capriles se mostró enfático en desvincularse de la violencia y dijo que quien no siga el camino pacífico no tiene nada que ver con su proyecto y al contrario le hace "el juego" al Gobierno.

Por el contrario, llamó a continuar con los cacerolazos todos los días y el día de la investidura como presidente de Maduro el próximo viernes.