Quantcast
El Tiempo Latino
8:09 a.m. | 49° 12/11/2018

Una de cada 6 personas sufre cáncer de piel


El diagnóstico precoz hace la diferencia entre la vida y la muerte

Redacción, EFE | 4/29/2013, 11:36 a.m.
Una de cada 6 personas sufre cáncer de piel
Una demostración de las técnicas pioneras para el abordaje integral del cáncer de piel. | EFE

Una de cada seis personas desarrollará un cáncer cutáneo a lo largo de su vida, una enfermedad en la que el diagnóstico precoz marca la diferencia entre la vida y la muerte, ya que el cien por cien de los tumores que se tratan a tiempo pueden curarse.

El cutáneo es el tipo de cáncer más frecuente y su incidencia tiende a triplicarse cada década, según ha explicado hoy el presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), José Carlos Moreno, durante la presentación de la "Campaña del Euromelanoma 2013", que este año se centra en la protección solar en el entorno deportivo.

El año pasado en España se diagnosticaron 5.000 nuevos casos de este tipo de cáncer, la mayoría en mujeres, aunque la tasa de mortalidad es ligeramente superior en el caso de los hombres -1,8 por cada 100.000 habitantes- frente a 1,2 por cada 100.000 en el caso de las mujeres.

El cáncer de piel se desarrolla cuando se rompe el equilibrio entre el daño producido, especialmente por la sobreexposición a la radiación ultravioleta, y la capacidad de reparación del tejido, y se puede dividir fundamentalmente en dos grupos, el melanoma y el cáncer cutáneo no melanoma.

Aunque el melanoma es el cáncer cutáneo menos frecuente, es también el más agresivo. Si se diagnostica en fases precoces la curación es superior al 95 por ciento, pero si el tumor ha crecido en profundidad existe mayor riesgo de metástasis y la supervivencia a 10 años disminuye al 40 por ciento.

Para sensibilizar a la población de los riesgos de la exposición solar y educar en hábitos saludables, hoy da comienzo la 'Campaña del Euromelanoma', con la participación de 30 países europeos y que este año centrará su atención en los deportistas de exterior, debido a su alto riesgo de padecer estas lesiones.

"Cada vez se practican más deportes al aire libre, pero la concienciación sobre los riesgos de padecer esta enfermedad es baja y no se protegen, por lo que estos deportistas presentan un porcentaje mas alto de lesiones precancerosas y de cáncer de piel", ha explicado la directora del Área de Dermatología del Hospital de la Costa del Sol, Magdalena de Troya.

Los deportistas de exterior tienen una exposición más intensa a los rayos ultravioleta que los bañistas y a ellos va también dirigida la jornada europea de prevención del cáncer de piel que se celebrará el próximo 22 de mayo, cuando 160 dermatólogos ofrecerán consultas gratuitas en 103 centros sanitarios.

Para acudir a estos especialistas, es necesario pedir cita en la página web de Euromelanoma o en el teléfono 901888158.

Junto a los deportistas, estas consultas están especialmente recomendadas para las personas con factores de riesgo: aquellas con piel clara, tendencia a quemarse y poca capacidad para autobroncearse, las que se exponen con frecuencia al sol y a las cabinas de bronceado, las mayores de 50 años y las que tienen antecedentes familiares.

Isabel Longo, del Servicio de Dermatología del Hospital Gregorio Marañón, ha alertado, en este sentido, del uso de las cabinas de bronceado "que se relacionan con un aumento de los casos de cáncer de piel" y ha animado a acudir al especialista periódicamente y en especial si se observan signos de sospecha, como lunares que cambian de color, forma y textura, o que presentan sangrado, picor o dolor.

El doctor José Carlos Moreno ha explicado, no obstante, que el cáncer de piel se manifiesta de diversas formas: como un pequeño bulto o grano, como una herida que no cicatriza, una mancha rosada que se descama y que recuerda a un eccema o cuando tiene una coloración marrón, negra o azulada.

El principal tratamiento para la mayoría de los tumores malignos es la extirpación quirúrgica, aunque para lesiones superficiales de cáncer cutáneo no melanoma se pueden emplear terapias como la radioterapia o tratamientos tópicos.

Para evitar la enfermedad, estos expertos recomiendan no tomar el sol "de forma indiscriminada", evitando las horas de máxima radiación, usando un protector adecuado para el tipo de piel y protegerse la cabeza, ojos y labios.