Quantcast
El Tiempo Latino
10:35 a.m. | 50° 11/21/2017

Colombia gana oro en el Mundial de Atletismo


Caterine Ibargüen se cuelga la medalla en salto triple

AP | 8/15/2013, 3:47 p.m.
Colombia gana oro en el Mundial de Atletismo
La colombiana Caterine Ibargüen se consagró en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. | EFE

Caterine Ibargüen conquistó el jueves 15 de agosto la primera medalla de oro de Colombia en un Mundial de atletismo, al imponerse en la final del salto triple.

"Será la primera medalla de muchas más que vamos a ganar", declaró Ibargüen durante una charla con los periodistas que fue interrumpida para atender una llamada del presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Ibargüen se llevó el oro con un brinco de 14,85 metros —la mejor de la temporada— para superar por cuatro centímetros el mejor intento de la rusa Ekaterina Koneva, que se quedó con la plata.

La ucraniana Olha Saladuha consiguió el bronce con un salto de 14,65 metros.

"Esta es la recompensa que sabía iba a recibir después de tanto sacrificio", indicó la colombiana, de 29 años.

Ibargüen reveló que se llevó un susto el miércoles cuando súbitamente sufrió cólicos que le impidieron entrenarse durante el día, teniendo que pasarla encerrada en su hotel para recuperarse.

Sin padecer el malestar en una noche fresca, Ibargüen fue por el título con valentía: "Tenía que hacer lo que tenía que hacer".

El primer título mundial del atletismo colombiano llega dos años después que en Daegu, Corea del Sur, la propia Ibargüen y el andarín Luis Fernando López (marcha de 20 kilómetros) lograron las primeras preseas del país cuando conquistaron sendos bronces.

Al año siguiente, la oriunda de Apartadó, departamento de Antioquia, se alzó con la medalla olímpica de plata en los Juegos de Londres.

"Muy lento, pero seguro", señaló una radiante Ibargüen sobre ir subiendo puestos en los podios de las grandes citas". "Fui escalando pasito a pasito".

Figura dominante de su modalidad todo el año, con cuatro victorias en la Liga Diamante, Ibargüen arrancó la final con un salto nulo, pero alcanzó la marca que valió el oro en el segundo brinco.

Ibargüen indicó que no se arredró tras el primer fallo y que afrontó el resto de la competencia sin caer en un plan conservador.

"Nunca perdí la calma... en cada intento iba arriesgando para conseguir algo mejor".