Quantcast
El Tiempo Latino
2:38 p.m. | 53° 11/17/2017

"Protegemos a los bolivianos"


Entrevista con el Consul de Bolivia en washington D.C.

Alberto Avendaño/El Tiempo Latino | 8/26/2013, noon
"Protegemos a los bolivianos"
MARCELO MARTÍNEZ CÉSPEDES Cónsul del Estado Plurinacional de Bolivia en Washington | AA/ETL

En Estados Unidos hay alrededor de 138.000 bolivianos de los cuales 75.000 se encuentran en el área metropolitana de Washington, repartidos sobre todo por Arlington, Falls Church, Fairfax y Manassas. En zonas de la Columbia Pike o la Lee Highway abundan los negocios bolivianos, como ejemplo de una comunidad pujante. El Cónsul del Estado Plurinacional de Bolivia en esta capital, Marcelo Martínez Céspedes explica cómo su consulado se ha transformado, en pocos años, en un centro de servicios digitalizados para ayudar de manera efectiva a su comunidad en temas migratorios y de identificación. Martínez Céspedes habló con Alberto Avendaño de El Tiempo Latino.

—La mayoría de los bolivianos del área proceden de Cochabamba. ¿Es esta inmigración producto de la crisis económica en su país?

—En parte. Bolivia ha tenido una migración muy fuerte entre el 2002 y el 2007. Es una época de crisis política y económica que incluye la caída de un presidente. Fue una migración al exterior y una migración interna, del campo a la ciudad. Del 2007 hacia delante, con la estabilidad en el país, se desaceleró el proceso migratorio porque, además, el migrante sufrió la crisis en el exterior que provocó el retorno, sobre todo de países como España y Estados Unidos, hasta el punto que Bolivia ha tenido que crear mecanismos legales para ayudar a estas personas en su retorno.

—¿Cómo se convierte Washington en un centro emisor de pasaportes?

—Tenemos tres centros emisores, uno en Bolivia, otro en Madrid y otro en Washington. Desde aquí hemos hecho emisiones para lugares como Chile, porque el sistema de las grandes empresas de correos para hacer un envío rápido de La Paz a Santiago de Chile van vía Miami. Por eso lo mejor es enviar directamente desde Washington.

—¿Es su consulado algo más que un emisor de documentos?

—Damos servicios que incluyen la protección consular, es decir, proteger al boliviano en el extranjero; atenderlos en temas de salud, asuntos sociales, migratorios y educacionales. Y en el tema de la educación nuestro enfoque es la identidad cultural de las nuevas generaciones.

—¿Cómo se aborda la identidad cultural desde un consulado?

—Trabajamos para inculcar el civismo en los jóvenes. Ayudamos a conectarlos a ellos y a sus padres con las instituciones culturales locales. Y nos convertimos en un puente para conectar a los recién llegados con quien los puede conectar con sus raíces. Porque como se dice vulgarmente ‘quien no cae, resbala en los consulados’ y se nos presentan oportunidades de ayudar a unos jóvenes que terminan siendo más patriotas que sus padres. Viven una vida anglo pero se identifican con lo boliviano.

—¿Y la clave está en los grupos culturales bolivianos?

Así es. Las fraternidades bolivianas de folclore son muy importantes. Están muy bien organizadas y están presentes en Estados Unidos desde desfiles como el de la toma de posesión de Obama, donde estuvieron los Caporales, hasta el desfile Macy’s de Nueva York. Para llegar a mi comunidad, la mejor vía es trabajar con los presidentes de estas fraternidades. En el área de Washington contamos con 24 de estos grupos, pero cada día me voy enterando de nuevas agrupaciones.