Quantcast
El Tiempo Latino
4:59 p.m. | 4/24/2014 | 65°

Arizona: Piden alto a las deportaciones

Organizaciones pro inmigrantes exigen un paro a la separación de familias

Redacción, EFE | 2/18/2013, 9:28 p.m.
Arizona: Piden alto a las deportaciones
Un grupo de manifestantes del grupo Corazón de Tucson grita consignas frente a la sede del Departamento de Policía de Tucson, Arizona el lunes 18 de febrero. | EFE

Tucson- Decenas de personas se manifestaron el lunes 18 de febrero ante la oficina del Departamento de Policía de Tucson para reclamar el fin de las deportaciones y la separación de familias, que en Arizona comienzan muchas veces por una infracción de tráfico, gracias a la ley estatal SB1070.

La manifestación fue convocada tras el arresto este fin de semana del activista Raúl Alcaraz Ochoa por agentes de la Patrulla Fronteriza cuando intentó evitar sin éxito que detuvieran a un inmigrante indocumentado padre de seis niños.

"Es una escena que se repite muy seguido aquí en Tucson: Autos parados por policías que después llaman a la Patrulla Fronteriza amparándose en la ley estatal SB1070", dijo hoy a Efe el propio Alcaraz Ochoa.

El joven pasó cerca de 48 horas detenidos porque se tiró debajo de una camioneta de la Patrulla Fronteriza para evitar el arresto de René Meza, quien viajaba con su esposa e hijos cuando fue detenido por agentes de la Policía de Tucson el pasado sábado.

"Yo me di cuenta de lo que pasaba y me topé con tres patrullas que habían detenido a una familia. Al padre ya lo tenían esposado y los niños estaban llorando", relató.

Alcaraz Ochoa indicó que al preguntar a los policías por qué llamaban a la patrulla fronteriza, éstos dijeron que durante el curso de la investigación surgió la sospecha de que era un inmigrante indocumentado por lo que la ley SB1070 los autorizaba a llamarlos.

"Cuando llegué la Patrulla Fronteriza se estaba llevando al padre. Me metí abajo del carro, para tratar de evitarlo, o por lo menos para demostrar que hay una resistencia a estas acciones", dijo Alcaraz Ochoa, quien hoy fue liberado y aún desconoce si va a se acusado de algún delito federal.

Para neutralizarlo, y siempre según su versión, los agentes lo rociaron con gas pimienta, lo sacaron de debajo del auto y lo arrestaron.

La sección 2 (b) de la controversial ley estatal SB1070, que entró en vigor el pasado septiembre, autoriza por primera vez en la historia del estado de Arizona a todos los departamentos policiacos a cuestionar el estatus migratorio de las personas que sospechan se encuentran de manera ilegal en este país.

"Una cosa es cumplir con la ley y otra lo que estamos viviendo: Es racismo y discriminación racial. La SB1070 les otorga maneras para que ellos no investiguen el estatus migratorio, pero la Policía lo está haciendo de todas formas. La Policía dice que no tiene otra opción, pero sí la tiene", enfatizó.

Entre lágrimas, Lizbeth Hernández, relató a los manifestantes que su cuñado René Meza fue detenido cuando junto con su familia salía de comprar un auto. Al parecer, al ver a tantos niños en el auto, alguien llamó a la Policía.

"Es una injusticia lo que pasó con él (Meza). La policía se portó de una forma muy déspota con la familia, no les importó los niños", dijo Hernández. Aseguró que la Policía discrimina en contra de los latinos y siempre los "miran como mexicanos".

"Cuando nos detienen lo primero que preguntan es: ¿Tienes papeles, eres legal?", lamentó la mujer.

Meza continúa detenido en un centro de Inmigración, por lo que diversos activistas en el sur de Arizona han iniciado una campaña pidiendo a la comunidad que se ponga en contacto con las autoridades y reclame su inmediata liberación.

Por su parte, Alma Hernández, del grupo Corazón de Tucson, dijo que como madre está muy preocupada de lo que están sufriendo la comunidad.

"Mi hijo está sufriendo lo que ningún niño a su edad debe de sufrir. Le tiene terror a la Policía", dijo a los manifestantes como ejemplo de la situación que viven miles de niños en este país.