Quantcast
El Tiempo Latino
9:18 a.m. | 11/27/2014 | 41°

Alivio para indocumentados con familiares ciudadanos


El Tiempo Latino/EFE | 1/3/2013, 12:06 p.m.
Alivio para indocumentados con familiares ciudadanos
Janet Napolitano secretaria del Departamento de Seguridad Interna. |

El Departamento de Seguridad Interna (DHS,por sus siglas en inglés) anunció el miércoles 2 una nueva medida que allanará el camino a la residencia de forma legal en el país a aquellos inmigrantes indocumentados con familiares cercanos que sean ciudadanos estadounidenses, lo que podría afectar a un millón de personas. Ésta entrará en vigor el 4 de marzo.

En un comunicado, el departamento que dirige Janet Napolitano detalló que, con la nueva medida, las personas sin papeles que tengan familiares ciudadanos y que estén tratando de regularizar su situación verán reducido "el tiempo de separación" respecto de sus parientes.

Para ello, los solicitantes deberán acreditar que "un largo tiempo apartados de su cónyuge, sus padres o sus hijos" podría resultar "extremadamente duro" para la situación familiar, tras lo que les será permitido iniciar los trámites de regularización sin tener que abandonar el país, como sucedía hasta ahora.

En las etapas finales de la tramitación de los permisos, sin embargo, sí deberán regresar a su país de origen, donde recogerán los papeles personalmente y, posteriormente, podrán entrar en EE.UU. ya de forma completamente legal.

La medida "está diseñada para evitar que los ciudadanos estadounidenses pasen por grandes apuros", aseguró el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, (USCIS), el cubano estadounidense Alejandro Mayorkas.

"El cambio tendrá un impacto significativo sobre las familias inmigrantes al reducir drásticamente el tiempo que los miembros de una misma familia permanecen separados", añadió Mayorkas.

La duración del proceso para obtener el permiso de residencia permanente en EE.UU. es de entre seis meses y un año de media. Sin embargo, bajo la "Ley del Castigo", vigente desde 1996, miles de indocumentados ven alargada esa espera por años. La ley de 1996 dice que si un indocumentado se ha quedado en el país seis meses de manera ilegal, deberá tramitar sus documentos afuera y tiene un castigo de tres años en los cuales no podrá regresar a Estados Unidos. Si las personas se quedaron más de un año viviendo de manera ilegal deben esperar hasta 10 años para reingresar a este país.

Con la nueva medida, se calcula que el tiempo que los indocumentados con familiares ciudadanos deberán permanecer en el extranjero podría reducirse, en algunos casos, hasta una sola semana. Porque podrían esperar aquí y sólo viajar para la cita que les dé el consulado estadounidense en su país.