Quantcast
El Tiempo Latino
11:56 p.m. | 10/31/2014 | 52°

En DC oran por la paz en El Salvador


El Tiempo Latino/Redacción | 1/7/2013, 10:07 a.m.
En DC oran por la paz en El Salvador
Un miembro de la pandilla MS-13. | EFE

photo

ETL

Josué Alvarado, presidente de Rio Grande Foods con sede en Maryland.

Una polémica "tregua" entre las principales pandillas redujo en 2012 los homicidios en El Salvador. La "tregua" iniciada el 9 de marzo por la Mara Salvatrucha (MS) y la Barrio 18 (M18) produjo un descenso de los homicidios en un 60 por ciento: el promedio pasó de 14 diarios a alrededor de cinco, según datos de la Policía Nacional salvadoreña.

Para el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, la “tregua” fue algo "inédito" no sólo en El Salvador sino en Latinoamérica, y ha permitido que la tasa de homicidios en su país haya bajado de 68 a 23 por cada 100.000 habitantes. No obstante, La Organización Mundial para la Salud (OMS) considera una epidemia de homicidios, las tasas superiores a los 10 por cada 100.000 habitantes.

“La violencia en El Salvador es uno de los problemas más preocupantes en una sociedad que vive insegura y atemorizada por las llamadas maras; pero la tregua que se acordó entre ambas pandillas hace diez meses dio como resultado un considerable descenso de las muertes diarias”, dijo a El Tiempo Latino el empresario Josué Alvarado, presidente de Rio Grande Foods con sede en Maryland.

Alvarado, quien lidera la Fraternidad Cristiana Intercontinental (FCI), ha convocado el 14 de enero en la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington al “Día Nacional de Oración por la Paz en El Salvador”. El evento iniciará a las 6 de la tarde en el salón principal de la OEA y contará entre sus oradores principales con la presencia del embajador de El Salvador ante la Casa Blanca, Francisco Altschul, y el secretario de Seguridad de la OEA, Adam Blackwell.

“El común acuerdo de muchos empresarios, la voluntad política creciente por soluciones y un interés sólido de la diáspora salvadoreña en El mundo por la paz nos lleva a realizar iniciativas de este tipo”, expresó Alvarado.

Para Moisés Fernández, Director General de FCI, “El Día Nacional de Oración por la Paz en El Salvador tendrá su fruto a corto y medio plazo. Esta actividad pretende unir a todos los que desean la paz en El Salvador o en cualquier país de la región”.

“La razón es la paz y el mecanismo la oración a Dios por la bendición de un país. Esa es la verdadera razón de la convocatoria”, añadió Fernández. “La unión de todos en oración es una responsabilidad. Los jóvenes en exclusión social de El Salvador necesitan ser sanados en sus corazones y ser transformados por una vida espiritual que alimentará y reforzará su decisión de ser un aporte positivo a la sociedad. Creemos que solo con la ayuda de Dios el país saldrá adelante hacia una nueva realidad”.

Alvarado explicó que el evento de Washington se verá replicado en El Salvador porque “la mayor parte de la población sabe que vivimos un momento especial donde la esperanza es una herramienta fundamental. Se necesitan más personas unidas por nuestro país y desde aquí animo a todos a que se unan sin temor por nuestra nación”.