Quantcast
El Tiempo Latino
7:55 p.m. | 49° 11/16/2018

FARC y Gobierno colombiano retoman diálogos de paz


El presidente Juan Manuel Santos espera más avances

Redacción, EFE | 1/14/2013, 12:30 p.m.
FARC y Gobierno colombiano retoman diálogos de paz
El ex presidente de Estados Unidos y premio Nobel de la Paz de 2002, Jimmy Carter (izq.), y el gobernante colombiano, Juan Manuel Santos hablan sobre los diálogos de paz. | EFE

Bogotá- Los negociadores del Gobierno colombiano esperan que el diálogo de paz que se retomó el lunes 14 de enero con las FARC en La Habana avance con "más ritmo", dijo el jefe del equipo, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, antes de viajar a la capital cubana.

Después de una reunión del equipo con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, De la Calle hizo una declaración pública en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, sobre sus intenciones de cara al primer ciclo de negociaciones del nuevo año con la guerrilla, después del receso navideño.

"El presidente Santos espera que pongamos en estas conversacionesbajo la idea de un nuevo ritmo. Necesitamos más ritmo. Y yo quiero que eso le llegue a la opinión pública y también a las FARC", dijo.

Además, reiteró su "voluntad para avanzar", pero bajo la premisa marcada por el presidente Santos de que este proceso "no se puede prolongar indefinidamente en el tiempo".

De la Calle aclaró que dentro la urgencia para obtener "resultados", el Gobierno no tiene "plazos para cada uno de los temas de la agenda", en alusión a la controversia desatada durante el periodo de descanso navideño por fuera de la mesa.

Y es que después de que Santos fijara unilateralmente el mes de noviembre de 2013 como la fecha ideal para llegar a un acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto, el ministro del Interior, Fernando Carrillo, dijo que el Ejecutivo esperaba superar la discusión del primer tema de la agenda en Semana Santa.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) consideraron por su parte que no se puede permitir "que los afanes electorales del gobernante de turno primen sobre el interés de todos los colombianos; poner plazos perentorios no solo no es realista, es una actitud criminal".

A partir de mañana en La Habana, la guerrilla y el Gobierno continuarán los diálogos sobre el primer punto de la agenda, que es la política de desarrollo agrario integral, un asunto considerado como prioritario por las partes al tratarse del origen del conflicto.

"En este momento ya estamos en discusiones de fondo, concretas, sobre cada uno de los temas específicos incluidos en este punto", especificó el jefe negociador del Gobierno antes de remarcar que se mantiene "firme en su posición de avanzar sin desviarse de los puntos acordados en la primera fase de los diálogos".

La delegación del Gobierno viajará a La Habana con once tomos que comprenden las 546 propuestas hechas por la sociedad civil colombiana en un foro agrario celebrado en Bogotá en diciembre pasado, después de que el pasado miércoles las recibiera de manos de la ONU y la Universidad Nacional, organizadores del encuentro.

Estas propuestas se suman a las más de 3.000 registradas por los ciudadanos en la página web creada por las partes para canalizar el sentir popular y también a otras tantas recolectadas por las Comisiones de Paz del Congreso en nueve regiones.

De la Calle valoró la participación social y recordó que "si bien los diálogos entre el Gobierno y FARC son reservados", la agenda es pública y todas las propuestas u opiniones serán recibidas, evaluadas, estudiadas y sistematizadas.

El proceso de paz colombiano recibió ayer el respaldo del expresidente estadounidense y premio Nobel de la Paz 2002, Jimmy Carter, quien viajó a Bogotá para conocer de primera mano los "grandes progresos" que esta experiencia ha experimentado hasta ahora.

Los diálogos de paz de La Habana arrancaron en noviembre con el anuncio de un alto el fuego unilateral de las FARC hasta el 20 de enero para facilitar las conversaciones, que según centros de estudio del conflicto la guerrilla ha violado en más de una decena de ocasiones.

Uno de los interrogantes que se plantean en el ciclo del diálogo que se abre mañana es si la guerrilla prorrogará ese cese de hostilidades, dado que insurgencia aspira a que el alto el fuego sea bilateral y el Gobierno colombiano suele oponerse a esta situación.

En estas circunstancias comenzará oficialmente mañana en La Habana un año de conversaciones que puede traer por fin la paz a Colombia. .000 integrantes.