Quantcast
El Tiempo Latino
10:25 a.m. | 7/28/2014 | 83°

Plan del control de armas enfrenta un largo camino


El presidente Barack Obama firmó 23 medidas y urgió al Congreso por apoyo

Redacción/AP | 1/17/2013, 3:01 p.m.
Plan del control de armas enfrenta un largo camino
El presidente Barack Obama firma 23 órdenes ejecutivas para endurecer el control de armas en Washington, el 16 de enero. | EFE

WASHINGTON— El paquete de iniciativas del presidente Barack Obama sobre el control de armas enfrenta un futuro incierto en el Congreso, donde la mayoría republicana en la Cámara de Representantes rechaza sus propuestas y los demócratas que conforman la mayoría en el Senado no se han comprometido a actuar de inmediato.

Además, el grupo defensor de la portación de armas de fuego más poderoso del país, la NRA, ha prometido librar "la batalla del siglo" para impedir restricciones a la compra de armamento para los civiles.

Al final, el destino de su plan podría depender de un puñado de senadores demócratas moderados. Aunque es improbable que apoyen la petición el presidente de prohibir los fusiles de tipo militar, podrían avalar otras propuestas, como la revisión universal de antecedentes cuando se adquieran armas.

Varios de estos senadores respondieron vagamente después de que Obama dio a conocer sus propuestas el miércoles, con el desafío de que el "Congreso debe actuar pronto".

"Revisaré de cerca todas las propuestas presentadas, pero debemos utilizar el sentido común y respetar nuestra Constitución", declaró el senador demócrata Jon Tester, al diario Missoulian de su estado natal de Montana. Tester dijo que apoya que se revisen los antecedentes, pero no cree que una prohibición a las armas de asalto hubiera evitado la matanza de 20 niños en una primaria de Connecticut en diciembre.

Obama presentó el plan un mes después del ataque en Connecticut y en él incluyó las recomendaciones de un grupo de trabajo encabezado por el vicepresidente Joe Biden.

El plan por 500 millones de dólares es el esfuerzo más amplio para hacer más estrictas las leyes sobre armas en casi dos décadas. Además prepara el terreno para una dura batalla política con el Congreso mientras Obama comienza su segundo mandato necesitando apoyo para cumplir con tres plazos fiscales y aprobar una reforma migratoria.

La estrategia de la Casa Blanca de presionar al Congreso se centra en construir apoyo político para las propuestas de Obama.

"Sólo hay una voz lo suficientemente poderosa para hacer que esto suceda: la de ustedes", escribió el presidente en una editorial publicada el jueves en The Connecticut Post.