Quantcast
El Tiempo Latino
3:55 p.m. | 10/23/2014 | 67°

El memorable desfile del presidente Obama


Después su juramentación Obama junto a su familia recorrieron DC

Ana Cubías | 1/21/2013, 4:50 p.m.
El memorable desfile del presidente Obama
El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama saludando a los millones de asistentes en la calle Pennsylvania el lunes 21 de enero. | AP

photo

AP

El vicepresidente Joe Biden y su esposa caminaron en las calles de DC el lunes 21 después de la juramentación.

Washington— El presidente Barack Obama y su esposa Michelle caminaron por las calles de DC sobre la calle Pennsylvania durante el desfile que tuvo lugar el lunes 21 de enero después de su juramentación. Con una masiva ovación millones de personas saludaron al presidente y a la primera dama con gritos de emoción y agitando las banderas estadounidenses efusivamente.

Con temperaturas no tan frías —42 grados Fahrenheit —y con un sol radiante Obama y su esposa decidieron bajarse de la limosina oficial frente a National Achieves para hacer historia una vez más y saludar de cerca a los millones que se congregaron en las calles para saludarlos.

Obama y la primera dama se caminaron media milla la primera vez que se bajaron. Luego se volvieron a bajar de la limosina en la calle 15 y caminaron hacia la Casa Blanca. Decenas de calles fueron cerradas para que el presidente y su esposa pudieran caminar en medio de la calle bajo un hermoso cielo azul y altos niveles de seguridad.

Michelle causó sensación con su vestido entallado en tono gris azulado que fue diseñado por Thom Brown. Michelle combinó el traje con un vistoso cinturón adornado en cristal de J.Crew, guantes de piel morados y ceñidas botas negras de punta fina también de J.Crew. Su hija Malia portó igualmente un conjunto de J.Crew. Su look juvenil fue complementado por su nuevo corte de cabello con un flequillo.

Obama por su parte se mostró muy sonriente y emocionado, disfrutando cada momento, mientras la multitud gritaba "Sí se puede".

El vicepresidente Joe Biden y su esposa también se bajaron de la limosina para saludar al mar de personas que inundó las calles. Biden se salió un poco del protocolo cuando se acercó, en dos ocasiones, a un grupo de niños para estrechar la mano de un par de ellos. A uno de esos niños lo abrazó mientras su madre les tomaba una fotografía. Los agentes del Servicio Secreto tuvieron que estar detrás de Biden, quien corrió de una cuadra a otra dandole la mano a las personas.

Obama y su familia encabezaron el desfile de bandas y decenas de carrozas que incluyeron grupos de danza folclórica, caballería, y unidades militares. Este fue el último de los actos públicos de la ceremonia de inauguración.

Unas 800 mil personas se hicieron presentes y compartieron por medio de las redes sociales fotografías, que tomaron con sus teléfonos celulares, de los diferentes momentos de la inauguración y sobre todo del desfile en donde pudieron tomarle fotos a los Obama un poco más de cerca.

La toma de posesión coincidió con el día que se recuerda la vida y el legado de Martin Luther King Jr., quien luchó por los derechos civiles y la igualdad en el país.