Quantcast
El Tiempo Latino
3:05 a.m. | 4/21/2014 | 47°

El Salvador: exhuman cuerpos después de 32 años

Serían víctimas de la guerra civil

Redacción, EFE | 1/30/2013, 9:49 a.m.
El Salvador: exhuman cuerpos después de 32 años
La exhumación de los cadáveres que podrían ser de María Silveria Rochac y su hijo Sergio Antonio, después de más de 32 años de haber sido asesinados en un operativo militar, durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992) en el Cantón San José Segundo", en San Martín. | EFE

San Salvador- Dos cadáveres que fueron exhumados el pasado viernes 25 de enero pueden corresponder a María Silveria Rochac y su hijo Sergio Antonio, tras más de 32 años de haber sido asesinados en un operativo militar durante la guerra civil salvadoreña (1980-1992), informó el miércoles 30 de enero una fuente oficial.

El no gubernamental Equipo Argentino de Antropología Forense, en coordinación con la estatal Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) de El Salvador, exhumó el viernes los "restos (...) de María Silveria Rochac, de 40 años, y del niño Sergio Antonio Rochac Hernández (12)", indicó este lunes la entidad salvadoreña en un comunicado.

Precisó que la mujer y el niño fueron "asesinados en el marco de un operativo militar, efectuado el 12 de diciembre de 1980, en el Cantón San José Segundo", en San Martín, 18 kilómetros al este de San Salvador.

"Uno vuelve a vivir ese doloroso momento en el que nos robaron a nuestros familiares (...), ahora podremos darle cristiana sepultura a mi madre y hermano", expresó, según el boletín, Juliana Rochac al culminar la exhumación.

Los restos exhumados fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal, en San Salvador, con el fin de realizar análisis genéticos y efectuar estudios para determinar las causas de las muertes, señaló la antropóloga argentina Silvana Turner, añadió la nota.

De acuerdo a testimonios de familiares, Rochac y su hijo fueron asesinados por miembros del Ejército salvadoreño, quienes se llevaron con vida a otro hijo de la mujer, José Adrián Rochac (5), que aún continúa desaparecido, señala el documento.

La desaparición forzosa de José Adrián está siendo investigada por la Unidad del Menor y la Mujer de la Fiscalía de este país.

"Por el momento sólo se ha logrado establecer que efectivamente fueron personas militares (las responsables), por los uniformes, pero no se ha logrado ubicar el paradero" de José Adrián, dijo, según el boletín, la fiscal Nubia María Flores.

"La familia Rochac Hernández fue víctima de graves violaciones que merecen reparación y atención inmediata", señaló el coordinador de la CNB, Arcinio Suira.

También, el equipo forense argentino buscó los cadáveres de Angélica Nohemy Flores Molina (5) y Rosa Vilma Carbajal (2), asesinadas en 1981, en el volcán Chinchontepec, en el departamento de San Vicente, 60 kilómetros al este de San Salvador.

Ambas niñas fueron asesinadas en un operativo militar, detalló el documento, al tiempo que indicó que la excavación terminó el pasado 23 de enero sin encontrarse los cadáveres.

"Debido a las condiciones adversas del terreno, el prolongado tiempo que permanecieron los restos en el lugar y la corta edad de las víctimas" no fueron localizadas, precisó.

El proceso de exhumación de las víctimas tuvo como objetivo contribuir a la reparación de los familiares que perdieron a seres queridos de manera violenta en la guerra, precisó el documento.

La CNB investigó el año pasado 124 casos de desaparición forzada, de los cuales 15 fueron resueltos; de ellos, hubo tres reencuentros familiares, cuatro fueron localizados y están pendientes de reencuentros, y ocho fallecidos.

La guerra civil salvadoreña dejó unos 75.000 muertos, 8.000 heridos y 12.000 desaparecidos.