Quantcast
El Tiempo Latino
2:47 a.m. | 10/1/2014 | 69°

Virginia: republicanos cambian


Legisladores se ven presionados a dar un giro. Ahora favorecen el aumento de impuestos

Milagros Meléndez-Vela | 3/2/2013, 6 a.m.
Virginia: republicanos cambian
LÍDER. El gobernador republicano Bob McDonnell (der.) explica en enero su plan de transporte. Atrás el secretario de Transporte, Sean Connaughton. |

Richmond, VA.- Legisladores republicanos en Virginia se ven forzados a mostrar cambios en sus ideologías y aprueban de manera histórica medidas que antes ni las hubieran contemplado. Recientemente favorecieron un plan de transporte que incluye el aumento de impuestos.

El plan, aprobado el sábado 23, significa el aumento tributario más grande en la historia del estado, $880 millones al año. De esta manera supera al plan de $442 millones de impuestos anuales en 1986 y $680 millones en 2004.

La legislación propuesta por el gobernador republicano Bob McDonnell, representa el sello de su gobierno, la mejor manera de despedirse de su cargo al finalizar 2013.

Desde que McDonnell asumió el poder en 2010 el plan de transporte fue su pilar.

“Éste es un día histórico en Virginia. Hemos trabajado juntos con ambos partidos para encontrar puntos comunes y aprobar el primer plan de financiamiento a largo plazo para el transporte en los últimos 27 años”, expresó McDonnell en un comunicado oficial el sábado 23.

De hecho que la aprobación fue histórica y que la mayoría de republicanos que conforman la Cámara de Representantes y la del Senado se enfrentaron a los conservadores que se aferran fielmente a la política “anti-impuestos”.

La división existe. Un grupo de conservadores en el estado criticaron el plan y dijeron que de implementarse en su totalidad, los contribuyentes terminarán pagando no los $880 millones que dice el papel, sino más de $1,3 mil millones de impuestos al año.

Según The Washington Post, la medida reemplazaría el impuesto a la gasolina de 17,5 centavos por galón con una nueva tasa tributaria de 3,5 por ciento en la venta de vehículos motorizados. Los conductores no pagarían más de $15 al mes.

La regulación también aumentaría el impuesto a los productos no comestibles del 5 por ciento al 5,3 por ciento.

Los residentes de el norte de Virginia y Hampton Roads pagarán más impuesto a la venta. Éste será de 6 por ciento, debido a que en estas áreas se desarrollarán proyectos de transporte específicos.

Los republicanos, incluso el gobernador McDonnell, se habían negado rotundamente al alza de impuestos, pero ahora —siguiendo la tendencia en Washingron— reconocen que no hay más opciones para financiar el presupuesto.

El delegado David Albo (R-Fairfax) dijo a The Washington Post “no hay ningún impuesto en el código de Virginia que yo haya votado a favor. Para que alguien como yo haga esto significa que las cosas están muy mal. He analizado cada vía para financiar fondos para las carreteras, y literalmente es imposible si es que no se aumentan los ingresos”.

Los republicanos no sólo están cambiando su visión respecto al rubro tributario sino también que están siendo más flexibles en el plano migratorio.

Aunque no se aprobó en Virginia, este año fue la primera vez que un republicano propuso una medida favorable a los indocumentados.

El delegado Tom Rust, de Herndon presentó la propuesta In-State-Tuition, conocida como el DREAM Act local, que hubiera permitido a los indocumentados pagar las tarifas de residentes en las universidades.