Quantcast
El Tiempo Latino
7:46 p.m. | 77° 9/20/2018

Menopausia, zona de riesgo cardíaco


Se acelera el riesgo de sufrir del corazón

Redacción, EFE | 3/10/2013, 6:08 p.m.
Menopausia, zona de riesgo cardíaco
Las mujeres deben dejar de fumar, comer sano y hacer ejercicio para prevenir males cardíacos. | EFE

Todas las mujeres pueden desarrollar enfermedades del corazón, pero es durante la menopausia cuando el riesgo aumenta y debe prestarse más atención a la prevención, aseguran expertos de salud.

"El riesgo de desarrollar enfermedades del corazón se acelera cuando llega la menopausia", dijo Carolyn Landolfo, especialista en enfermedades cardiovasculares de la Clínica Mayo, en Florida.

De acuerdo con la especialista, entre los factores que aumentan el riesgo de padecer de enfermedades del corazón después de la menopausia está la edad, la presión arterial alta, el hábito de fumar, colesterol y la diabetes.

Por mucho tiempo se recurrió a tratamientos de hormonas para prevenir la enfermedad cardiaca en la menopausia, no obstante, varios estudios han demostrado que esta terapia no reduce el riesgo y en los casos en los que se empieza a utilizar tarde, puede incluso aumentar las posibilidades de que se desarrolle una enfermedad cardiaca o un accidente cerebrovascular, advirtió.

La especialista, que es además directora del Laboratorio de Ecocardiografía de Adultos de la organización, señaló que es poco común desarrollar enfermedades de las arterias coronarias antes de la menopausia, a menos que existan otros factores de riesgo como diabetes o tabaquismo.

La dolencia cardiaca más común es la enfermedad de las arterias coronarias, afección que debido a la acumulación de colesterol, calcio y otras células dentro de las arterias puede conllevar a dolor en el pecho o a un ataque al corazón, según la cardióloga.

No obstante, Landolfo advirtió que las mujeres más jóvenes, especialmente aquellas con diabetes o las fumadoras, también tienen riesgo de desarrollar la enfermedad coronaria antes de que empiece la menopausia.

"El hábito de fumar predispone a más mujeres a tener ataques al corazón a una edad más joven y también las mujeres que fuman están más propensas a desarrollar coágulos de sangre en las piernas, especialmente si toman pastillas anticonceptivas u hormonas", aseveró.

Asimismo, la cardióloga advirtió sobre los riesgos que implica tener una historia familiar de enfermedad prematura de las arterias coronarias, que también es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades del corazón a una edad joven.

Landolfo señaló que las mujeres jóvenes además están en riesgo de padecer de otros tipos de enfermedad cardiaca, como el desarrollo de un espasmo en las arterias coronarias, la existencia de problemas congénitos del corazón y la presencia de una enfermedad coronaria rara llamada disección espontánea de las arterias coronarias, que puede ocurrir después de dar a luz.

Además de los factores de riesgo, la especialista señaló que la idea errónea de que las enfermedades del corazón son un mal que solo padecen los hombres, puede ser un factor en contra de la prevención cuando se trata de la salud cardiovascular de las mujeres.

"Frecuentemente se piensa que las mujeres no pueden tener enfermedades del corazón", dijo la especialista.

Landolfo enfatizó la importancia de que las mujeres reconozcan las señales de alerta como el dolor en el pecho, la falta de aire al respirar o fatiga.

"Cuando las mujeres presentan dolor en el pecho, falta de aire al respirar o fatiga, sus síntomas con frecuencia no se toman en serio y se atribuyen a ansiedad, menopausia u otras causas que no son cardiacas", advirtió la experta.

Los síntomas más comunes de las enfermedades del corazón incluyen presión en el pecho, falta de aire al respirar, malestar en el brazo o una fatiga inusual, y en algunos casos incluso un dolor aislado en la espalda o la quijada, una disminución en la capacidad de hacer ejercicio o cambios en los patrones de sueño.

"Cuando los síntomas de las mujeres pasan sin ser reconocidos, la presencia de enfermedades del corazón con frecuencia no es reconocida y serias consecuencias adversas pueden ser el resultado de estos diagnósticos erróneos", aseguró Landolfo.

La experta destacó la importancia de la prevención y el tener un estilo de vida saludable para disminuir el riesgo de desarrollar problemas del corazón.

"Las mujeres pueden reducir su riesgo de desarrollar enfermedades de las arterias coronarias por medio de controlar factores de riesgo como la alta presión arterial, y el nivel de colesterol y azúcar en la sangre", indicó.