0

El coco es bueno para el corazón

También equilibra una buena dieta
El coco se utiliza como bebida, para alimento y hasta para producir shampoo y cremas.

El coco se utiliza como bebida, para alimento y hasta para producir shampoo y cremas.

El coco tiene múltiples usos y variantes que van, desde la elaboración de productos de belleza, pasando por beneficios para la salud, además de ser un gran ingrediente para la cocina.

De la familia de las palmáceas, el coco es el fruto obtenido del cocotero y muy común en América Latina, con unas características que la hacen única. Entre ellas están el que posee grasas saturadas y que no aporta vitamina E.

Tiene mucho aroma y más sabor. Ingerido con mesura, es bueno para muchas cosas, además de servir para la elaboración de productos de belleza. El coco es multifacético, un producto que va mucho más allá de ese óvalo exótico de piel dura que embellece las playas de medio mundo.

BUENO PARA EL CORAZÓN.

Entre otras virtudes, el agua de coco contiene una combinación saludable de vitaminas, potasio, sodio, calcio, fósforo y otros minerales. Es óptimo para los huesos y para el corazón, al tener grasas buenas.

En opinión de Diana Andere, nutricionista y autora de los libros “Come, disfruta y adelgaza”, el coco es bueno porque es un alimento sumamente nutritivo. Su aceite es una alternativa ideal en los fogones porque resiste temperaturas muy elevadas.

“Es alto en vitaminas, minerales y fibra y lo más destacable es su aceite, que es rico en grasas buenas para el corazón, además es un excelente aceite para guisar, ya que aguanta altas temperaturas sin quemarse”, resume la experta en entrevista con Efe.

Por otra parte, las grasas saturadas que contiene el coco ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Según la doctora Andere, “también se ha visto que el aceite de coco ayuda a proteger contra diversas enfermedades degenerativas como el cáncer, diabetes y osteoporosis”. En el caso de la diabetes, su tratamiento es efectivo ya que, según indica la experta, estimula la absorción de insulina y ayuda a eliminar virus y bacterias.

Hace unos años empezó a correr el rumor de que el consumo de coco era nocivo para la salud del corazón. En concreto, el aceite de coco. Pronto las investigaciones desmontaron este mito dándole incluso la vuelta.

La especialista en nutrición recuerda que se llegó a pensar que subía el colesterol. “Sin embargo, añade, lo que se sabe ahora es que ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y a aumentar los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno)”.

En las zonas costeras de México este tipo de agua, sumamente hidratante, sirve como remedio y suero.

AYUDA A ADELGAZAR.

Andere explica que también “ayuda a adelgazar si se come en cantidades adecuadas y en combinación con una dieta saludable. La grasa del aceite de coco tiene menos calorías que el resto de las grasas. Cada gramo de aceite de coco tiene 6.8 kilocalorías, mientras que 1 gramo de la mayoría de las grasas tiene entre 8.37 y 9.02 kilocalorías. Además, el aceite de coco está compuesto en su mayoría por ácidos grasos de cadena media, los cuales se queman inmediatamente para obtener energía, por lo que no se almacenan tan fácilmente en el cuerpo”.

A la pregunta de sí es bueno comer coco cuando se está en edad de crecimiento, la doctora responde que “sí, pero lo que no es recomendable es consumir dulces de coco, los cuales vienen plagados de azúcar”.

La experta recomienda comer o beber coco para tener una dieta equilibrada. Sobre todo el aceite de coco extra virgen.

Pau Oller, fisioterapeuta y especialista en Terapia Regenerativa por la Universidad de Guadalajara, en México (UdG), explica en la página www.mybestchallenge.com, la composición nutricional del coco, la cual varía a medida que va madurando.

“Es el fruto más calórico que existe: 100 gramos de coco maduro tiene 360 calorías, de las cuales 40 gramos son de grasa, 4 gramos de proteínas y 15 gramos de hidratos de carbono, de los cuales 10 gramos son de fibra dietética y 5 gramos son azúcares. También es necesario destacar la gran cantidad de minerales que contiene, principalmente potasio, magnesio, calcio y fósforo”.

MUCHOS BENEFICIOS.

Asimismo, el especialista enumera todos los beneficios del consumo del fruto de coco:.

-- Energía para nuestros músculos y cerebro. Al promover la utilización de la grasa como fuente de energía, se reducen los niveles de lactato en sangre, lo que indica una menor acidez durante el ejercicio.

-- Aporte calórico suficiente para no entrar en estado “de ahorro”.

-- Favorece el metabolismo lipídico, o lo que es lo mismo, favorece la utilización de las reservas de grasa como fuente de energía.

-- Provoca una sensación de saciedad.

-- Muy útil en niños, para asegurar un crecimiento muy sano de los huesos y dientes.

El aceite de coco también se utiliza para hidratar la piel y la leche de coco sirve como humectante. Ideal para hacer mascarillas. Su aceite puede aplicarse en zonas secas o resecas, como las rodillas o los codos. Así se humectarán y suavizarán.

Los expertos coinciden en los muchos beneficios de esta fruta conocida como “Árbol de la vida”.

Pau Oller opina que “el coco es un alimento realmente interesante para niños, deportistas y personas activas que tengan una vida sana y sigan una dieta paleo, basada principalmente en carne, pescado, huevos, verduras, frutos secos y fruta”.