Quantcast
El Tiempo Latino
2:58 p.m. | 77° 5/26/2017

Puerto Rico a la final del Mundial de Béisbol


Derrotó al bicampeón Japón en la semifinal

AP | 3/18/2013, 9:52 a.m.
Puerto Rico a la final del Mundial de Béisbol
El puertorriqueño Alex Rios (izq.), es recibido en el plato por sus compañeros luego de despachar un jonrón de dos carreras en el partido ante Japón, el domingo 17 de marzo. | EFE

Puerto Rico llegó a San Francisco al borde de la medianoche del domingo 17 tras cruzar de costa a costa todo Estados Unidos. El largo viaje no fue en vano y se quedarán un par de días más en la zona de la Bahía: los boricuas avanzaron el domingo a su primera final de un Clásico Mundial de béisbol tras vencer 3-1 al bicampeón Japón.

Un jonrón de Alex Ríos que produjo dos carreras en la séptima entrada, un sencillo remolcador de Mike Avilés en la primera y el trabajo mancomunado de un aguerrido grupo de lanzadores depositó a Puerto Rico a una final el próximo martes que nadie en sus sueños más alocados pudo pronosticar antes del torneo.

El equipo dirigido por Edwin Rodríguez bajó de su pedestal a otro coloso, luego de que en las dos rondas anteriores apearon en el camino a Venezuela y Estados Unidos. La última víctima fue Japón, el conjunto asiático que con maestría conquistó las dos ediciones previas del Clásico.

"Esto es una victoria inmensa, un logro inmenso", dijo Rodríguez. "Estamos muy conscientes de que Puerto Rico está mirando y pendiente de lo que está sucediendo aquí. Y cada uno de los muchachos sabe lo que esto significa para el pueblo de Puerto Rico y no solamente en lo deportivo, sino en lo social y anímico para Puerto Rico".

Puerto Rico espera ahora por el ganador de la otra semifinal, que República Dominicana y Holanda protagonizarán el lunes.

"Demostramos completamente que podemos ser los nuevos campeones, el campeón que nadie esperaba", dijo Ángel Pagán, el jardinero central de los Gigantes de San Francisco, los actuales monarcas de la Serie Mundial. "Esto tiene un enorme significado, pero no todo. Aún nos falta una victoria más".

Los boricuas disputaron partidos sucesivos —una victoria ante Estados Unidos el viernes que certificó su pasaje a las semifinales en San Francisco— y seguido perdieron el sábado ante República Dominicana en un encuentro que definió el orden de posiciones del grupo de segunda ronda en Miami.

Eso implicó el compromiso de jugar el domingo frente un adversario japonés que no había visto acción desde el martes previo en Tokio.

Más entonado y con sus baterías cargadas por la adrenalina de la competencia, Puerto Rico golpeó temprano al tomar la ventaja en la misma primera entrada contra Kenta Maeda. Sin permitir anotaciones en 10 innings, el as japonés se metió en problemas al conceder un par de bases por bolas. Parecía que Maeda salía del atolladero con un ponche a Yadier Molina, pero Mike Avilés le hizo pagar con un sencillo al central que remolcó a Irving Falú.

El abridor puertorriqueño Mario Santiago, por su parte, estuvo infranqueable, al retirar a los primeros nueve bateadores que enfrentó.

Su primer aprieto se produjo en el cuarto, cuando Takashi Toritani le saludó con sencillo al central. Sin embargo, Santiago sofocó la amenaza cuando, con hombre en segunda, realizó una gran jugada al fildear un machucón por tercera para sacar en primera a Shinnosuke Abe.