Quantcast
El Tiempo Latino
6:49 p.m. | 10/25/2014 | 69°

Vecinos relatan cómo ayudaron a mujeres secuestradas


Dos hispanos ayudaron al rescate de las mujeres que pasaron cautivas por 10 años

Redacción, EFE | 5/11/2013, 10:23 a.m.
Vecinos relatan cómo ayudaron a mujeres secuestradas
Jovita Martí y su madre, Aurora Martí (der.), posan para las fotos en su vivienda, situada enfrente a la de Ariel Castro en la Avenida Seymore de Cleveland. | EFE

Cleveland.- La comunidad hispana de Cleveland está siendo el centro del caso de las jóvenes desaparecidas en la ciudad no sólo porque el acusado, Ariel Castro, y una de las víctimas, Gina DeJesús, son de origen puertorriqueño, sino porque los dos héroes que iniciaron el rescate son hispanos.

Desde que se hizo pública la liberación de las tres jóvenes supuestamente retenidas por Castro, Amanda Berry, Gina DeJesús y Michelle Knight, su vecino Charles Ramsey ha aparecido en los medios de comunicación como el "héroe" que rescató a Amanda y su hija de una década de tormento.

Pero según pasan los días y el caos inicial deja paso a los hechos que se sucedieron el pasado lunes, cada vez es más evidente que Ramsey no fue el primero en acudir a ayudar a Amanda, como él declaró, ni quien la ayudó a romper la puerta; ni siquiera quien efectuó la llamada telefónica a la policía.

Quienes acudieron los primeros a ayudar a Amanda fueron la puertorriqueña Aurora Martí y el dominicano Angelo Cordero. Fue este último quien ayudó a Amanda a romper la puerta, lo que le permitió escapar.

Otra vecina fue la que proporcionó el teléfono desde el que la propia Amanda llamó a la policía, tal y como registra la grabación al 911.

Ramsey, quien ha concedido entrevistas a todas los medios de comunicación posibles, también ha llegado a declarar que tras verse libre, Amanda le abrazó en muestra de agradecimiento.

Pero en declaraciones a Efe, Martí dejó claro que Amanda sólo se abrazó a la policía cuando llegó.

Según declaró Ramsey a la cadena de televisión CNN al día siguiente de la liberación de las tres jóvenes, estaba comiendo una hamburguesa que había comprado en un establecimiento de McDonald's cuando escuchó los gritos de Amanda y acudió a ayudarla.

La mención del nombre del establecimiento en varias de sus entrevistas fue agradecida por la cadena de "fast food", que mandó un tuit diciendo: "Saludamos el coraje de las víctimas secuestradas de Ohio y respetamos su privacidad. Charles Ramsey, así se hace, estamos en contacto".

Mientras, la policía de Cleveland ha agradecido públicamente la participación de Ramsey en la liberación de las tres jóvenes, pero no ha dicho nada de Martí y Cordero.

Aurora Martí vive en el vecindario desde hace más de 40 años y su casa está situada enfrente de la de Castro.

"Yo estaba con Altagracia (la vecina cuyo teléfono Amanda utilizó para llamar a la policía, y que vive en la casa de al lado de Martí) sentada en su patio. De repente sentimos unos gritos y miramos al frente. Era Amanda gritando", declaró Martí a Efe.

"La puerta (de la casa de Castro) estaba un poco abierta. (Amanda) sólo pudo sacar un brazo. Y decía 'help me, help me. My name is Amanda Berry' ('Ayúdeme, ayúdeme, mi nombre es Amanda Berry')".

"Crucé la calle y le dije 'Amanda Berry is dead' (Amanda Berry está muerta)", a lo que la joven replicó que sí era Amanda.