0

La triste historia del D.C. United en 2013

Ocupó el sótano de la clasificación todo el año y estableció nuevo récord negativo en la MLS
El técnico Ben Olsen vivió verdaderos momentos de angustia en la mayoría de los partidos de su club, incluido éste del 27 de octubre ante el Dynamo de Houston con el que cerraron la temporada en el RFK de Washington, DC.

El técnico Ben Olsen vivió verdaderos momentos de angustia en la mayoría de los partidos de su club, incluido éste del 27 de octubre ante el Dynamo de Houston con el que cerraron la temporada en el RFK de Washington, DC.

Por muchos años, el D.C. United se ha vanagloriado de ser el equipo con más títulos domésticos e internacionales en el fútbol norteamericano, incluidas cuatro copas de la MLS y tres copas abiertas Lamar Hunt, la última de ellas ganada a principios de octubre a expensas del Real Salt Lake.

Pero este 2013, el United volvió a registrar su nombre en los libros de récords, aunque esta vez como el plantel con la peor marca histórica en las 19 temporadas que lleva la liga.

Con apenas tres partidos ganados, 24 derrotas y siete empates, la plantilla que dirige Ben Olsen terminó la campaña en el mismo lugar donde la comenzó: sepultado en el sótano de la clasificación general de la liga con apenas 16 puntos.

Y aún así, Olsen se atrevió a declarar después del último partido, una derrota el domingo ante el Dynamo 2-1 en el RFK, que el equipo sí fue competitivo.

“Ustedes lo vieron de nuevo. Cuando nos enfrentamos a equipos que están luchando un cupo en los Playoffs, la diferencia entre ellos y nosotros no es grande, no lo es. Hacemos buenas jugadas, con calidad y creación de juego”, dijo Olsen a los periodistas en la que pudo haber sido su última rueda de prensa como técnico del club. “Eso no depende de mí, pero yo estoy haciendo todo lo que puedo para estar listos para el año que viene sea ése o no el caso”, respondió Olsen sobre su regreso en 2014.

Ésa será sin dudas la gran decisión que tendrá que tomar la directiva con el técnico de un club que quedó fuera de la postemporada por quinta vez en seis años, los últimos tres bajo la dirección de Olsen, quien es hasta ahora el estratega que ha durado más años al frente del club.

Pero al hablar de que fue un club competitivo ante los equipos que aspiraban a los Playoffs, Olsen como que olvidó que en los últimos nueve partidos de su club enfrentaron a siete equipos que estaban en plena carrera por la postemporada y no le ganaron a ninguno de ellos. Esos nueve partidos fueron parte de la seguidilla de doce encuentros que el equipo estuvo sin ganar desde que el ya lejano 3 de agosto derrotó 3-1 al Impact de Montreal en DC.

Paradójicamente, el United ganó la Copa Abierta Lamar Hunt al derrotar en la final al Real Salt Lake y representará al fútbol de la MLS en la Copa de Campeones de la Concacaf de 2014-2015.

Pero para sacar conclusiones de lo que Olsen considera “buena calidad, buenos jugadores y creación de juego” bastaría con desglosar algunos números de 2013.

Los capitalinos son ahora líderes históricos en el departamento de menos victorias con tres en 34 juegos, superando a Chivas USA que ganó 4 en 2005 en 32 partidos y a Tampa Bay en 2001 que venció en 4 de 27. Son terceros en más derrotas en una campaña con 24 en 34 encuentros, superados por Nueva York que perdió 25 en 32 encuentros en 1999 y Kansas City que ese mismo año perdió 24 de 32.