Quantcast
El Tiempo Latino
3:54 a.m. | 68° 9/25/2018

Obispos eligen en Maryland a presidente de conferencia


Joseph Kurtz arzobispo de Louisville, Kentucky,

11/13/2013, 6 a.m.
Obispos eligen en Maryland a presidente de conferencia
Los obispos se reunen en Baltimore. | AP

Baltimore, MD.- Los obispos católicos de Estados Unidos eligieron el martes 12 de noviembre en Maryland al arzobispo de Louisville, Kentucky, Joseph Kurtz presidente de su conferencia, en momentos de cambios de prioridades bajo el papa Francisco.

Kurtz ganó poco más de la mitad de los votos entre 10 candidatos. Remplaza al cardenal de Nueva York Timothy Dolan, que concluye un período de tres años. El nuevo vicepresidente de la conferencia es el cardenal Daniel DiNardo, de la arquidiócesis de Galveston-Houston, en Texas.

El presidente de la conferencia es el la voz principal de la Iglesia Católica de Estados Unidos en asuntos nacionales y es representante de la iglesia estadounidense ante el Vaticano.

Kurtz, de 67 años, asume el puesto en un momento en que los obispos tratan de determinar la dirección que toman bajo el nuevo pontífice.

Francisco, elegido en marzo, ha dicho que quiere pastores, no ideólogos, y que se ponga el acento en la misericordia en lugar de asuntos sociales divisivos. Los obispos estadounidenses se han concentrado en años recientes en la lucha contra el aborto y el matrimonio homosexual, diciendo que se han visto obligados a hacerlo en una sociedad hostil a su fe. Los obispos han combatido enérgicamente una disposición del gobierno de Barack Obama que requiere que los seguros de salud provistos por las empresas cubran los contraconceptivos. Decenas de organizaciones caritativas católicas y diócesis están demandando una exención religiosa de la regla. Se espera que el asunto llegue a la Corte Suprema.

En los últimos tres años, Kurtz a sido vicepresidente de la conferencia de obispos. Es habitual que el vicepresidente ascienda al máximo puesto.

Oriundo de Pensilvania, el arzobispo tiene una maestría en teología y otra en trabajos sociales, y trabajó más de dos decenios en la diócesis de Allentown, Pensilvania, antes de ser nombrado obispo de Knoxville, Tennessee. El papa Benedicto XVI lo puso al frente de la diócesis de Louisville en el 2007. La diócesis tiene 200.000 feligreses.

DiNardo fue ascendido a cardenal por Benedicto en el 2006. La arquidiócesis de Galveston-Houston tiene 1,3 millones de católicos.