Quantcast
El Tiempo Latino
12:53 a.m. | 53° 4/22/2018

México al Mundial... ¿Y ahora qué?


La FIFA y los patrocinadores pueden estar tranquilos pero los problemas siguen

AP | 11/21/2013, 3:29 p.m.
México al Mundial... ¿Y ahora qué?
El delantero Oribe Peralta marcó cinco goles en la repesca de México ante Nueva Zelanda y podría ser uno de los seguros convocados para el Mundial de Brasil | EFE

Tranquila, FIFA. Tranquilos, patrocinadores y dirigentes. A pesar de sí mismo, México estará en el Mundial de Brasil. Pero eso no significa que, por acto de magia, se hayan borrado los problemas que aquejaban al "Tri" hace apenas un mes, cuando peligraba una clasificación que antes se daba por automática.

Como era de esperarse por historia y personal, México le pasó por encima a Nueva Zelanda en el repechaje Oceanía-CONCACAF por un boleto a la Copa del Mundo del próximo año. Un lapidario 5-1 en el partido de ida la semana pasada en el estadio Azteca sentenció la eliminatoria, que bajó el telón con 4-2 del miércoles en Wellington.

Un resultado global de 9-3 para la tropa de Miguel Herrera, el técnico del club América al que la federación mexicana apeló de emergencia el 18 de octubre para rescatar a una selección a la deriva, que culminó cuarta en la eliminatoria regional y que no jugaba a nada.

El "Piojo", un hombre de personalidad franca y directa, se fue a la segura: convocó como base de la selección al plantel del América, campeón del pasado torneo Clausura y líder del Apertura, y excluyó de la lista a los mexicanos activos en ligas europeas, entre ellos figuras como Javier "Chicharito" Hernández y Giovani Dos Santos.

Una apuesta osada, por dejar fuera a nombres de peso, aunque no tanto si se mira con detenimiento. Después de todo, Hernández, Giovani y el resto de los europeos rindieron muy por debajo de su nivel habitual en el hexagonal final de la CONCACAF, y Herrera necesitaba un plantel que jugara de memoria para encarar dos partidos de vida o muerte.

Misión cumplida. Boleto en mano y a pensar en Brasil. Aunque, para Herrera, todavía no hay asiento en el avión.

"Esa es la meta, la calificación al Mundial, y termina su responsabilidad calificándonos. Después se hará un análisis para saber si él u otro técnico nos lleva a Brasil 2014", apuntó el presidente de la federación mexicana, Justino Compeán, cuando anunció la llegada de Herrera.

El primer paso que debería dar la federación es confirmar la continuidad de Herrera en el cargo. De inmediato.

Los dueños de clubes, encargados de tomar las decisiones del fútbol mexicano, tienen pautada una reunión a principios de diciembre para decidir el futuro de la dirección técnica del "Tri". Sería lógico pensar que, luego de lograr la clasificación y conseguir el mejor desempeño de la selección en todo el año, Herrera tendría el cargo asegurado.

No olvidemos que esta es la federación mexicana, y aquí la lógica no siempre prevalece.

"Hay 18 dueños que van a analizar, que apoyaron este proyecto de dos partidos", contempló Herrera luego del triunfo sobre Nueva Zelanda. "Creo que nos hemos ganado la posibilidad, pero no hay que dar pasos agigantados".

Uno de los grandes problemas de la selección mexicana ha sido la falta de continuidad en los procesos mundialistas. José Manuel de la Torre fue cesado en medio del hexagonal, Luis Fernando Tena lo relevó como interino por un partido, y Víctor Manuel Vucetich tuvo las riendas por apenas dos encuentros.