Quantcast
El Tiempo Latino
7:18 a.m. | 40° 11/18/2017

Polémico primer informe de gobierno de Peña Nieto


México enfrenta crisis social y económica

El Tiempo Latino/Redacción, AP | 9/2/2013, 6 a.m.
Polémico primer informe de gobierno de Peña Nieto
El presidente de México, Enrique Peña Nieto. | EFE

El presidente Enrique Peña Nieto envió el domingo 1 de septiembre su primer informe de gobierno al Congreso, en un entorno político y económico más complicado al que encontró hace nueve meses cuando llegó al poder y que generó un alto optimismo entre algunos sobre la posibilidad de hacer avanzar grandes reformas.

El informe sobre sus primeros nueve meses de gobierno fue entregado el domingo por la tarde por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien en una aparente referencia a la oposición que han generado algunas propuestas presidenciales dijo que el bienestar de la mayoría debe estar por encima de ideologías.

"En nuestro país nadie puede imponer su verdad a los demás", dijo el responsable de la política interna del país durante la entrega del documento a los presidentes de las cámaras de Diputados y Senadores. "Las ideologías no deben de estar por encima de las soluciones, ni los intereses de unos cuantos anteponerse al bienestar de la mayoría", añadió.

Aunque hace unos días tenía previsto dar un discurso este mismo día con motivo de su primer informe, el presidente lo cambió para el lunes en un intento por evitar tensiones en momentos que varios puntos de la capital están sitiados por maestros opuestos a la reforma de la educación.

En los últimos años el informe ha sido entregado a los legisladores por el secretario de Gobernación, cuyo cargo es visto como el segundo más importante después del presidente y que además de la política interna se encarga de coordinar los temas de seguridad pública del país.

Tradicionalmente el gobierno divulgaba a la prensa el documento del informe presidencial poco antes o apenas después de entregarse al Congreso, aunque en esta ocasión no ocurrió así. Funcionarios de comunicaciones del Ejecutivo informaron a The Associated Press que no se dará a conocer hasta el lunes, cuando el mandatario pronuncie su discurso.

La reforma educativa busca, entre otras cosas, hacer obligatoria la evaluación de maestros de educación básica para ocupar y mantener sus puestos, aunque los maestros que se oponen dicen que esas modificaciones tiene por fin afectar sus derechos labores.

Horas antes a la entrega del informe, diversos grupos —entre ellos estudiantes, maestros y algunas personas con el rostro cubierto señaladas como "anarquistas"— se manifestaron por calles de la Ciudad de México y avanzaron hacia la sede de la Cámara de Diputados para protestar por las reformas educativa y energética del gobierno federal.

En algunos puntos manifestantes con el rostro cubierto se enfrentaron con piedras y palos con policías que resguardaban el área.

Algunas organizaciones han convocado a movilizaciones el domingo hacia el Congreso, donde las actividades se iniciarán por la tarde.

Además de las protestas de maestros contra modificaciones en materia educativa, la izquierda ha manifestado su oposición a una amplía reforma energética con la que el gobierno busca permitir la participación de la iniciativa privada en áreas hasta ahora exclusivas del Estado, como la producción y exploración de crudo.

El triunfo de Peña Nieto marcó el regreso al poder en México del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó de manera continua por siete décadas hasta el 2000, cuando tuvo su primera derrota que lo dejó fuera de la presidencia por 12 años.

El gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) estuvo marcado por la lucha contra el narcotráfico y la violencia, que dejó unos 70.000 muertos, pero Peña Nieto cambió el discurso y aunque dijo que una de sus prioridades era recuperar la paz en el país, se centró en la necesidad de impulsar reformas clave para impulsar el crecimiento económico.

Peña Nieto llegó a la presidencia el 1 de diciembre de 2012 y al siguiente día firmó el llamado Pacto por México, un acuerdo apoyado por los líderes de los tres principales partidos políticos cuya meta es promover que las reformas en el Congreso salgan con el mayor consenso posible.

Ese pacto comenzó a rendir frutos cuando se aprobó una reforma constitucional en materia educativa en unas cuantas semanas y unos meses después otra en materia de telecomunicaciones.

Sin embargo, ahora las discusiones de leyes secundarias que harán realidad la reforma constitucional sobre educación se han visto afectadas por la oposición de los maestros.

En materia económica, además, el gobierno ha tenido que reducir las expectativas de crecimiento de 3,1% a 1,8% para el cierre del año.