Quantcast
El Tiempo Latino
7:29 a.m. | 62° 10/23/2017

Condecoran a indígena aymara de 123 años


Carmelo Flores Laura es el más longevo del mundo

El Tiempo Latino/Redacción, EFE | 9/4/2013, 6 a.m.
Condecoran a indígena aymara de 123 años
Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, habla fuera de su casa en la aldea de Frasquia, en Bolivia. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita) | (AP foto/Juan Karita)

La gobernación del departamento boliviano de La Paz entregó una condecoración al indígena aimara Carmelo Flores Laura, considerado en su país como el hombre más longevo del mundo al certificar 123 años de vida.

El gobernador de La Paz, el oficialista César Cocarico, viajó hoy a la comunidad de Frasquia, situada en la provincia Omasuyos, de La Paz, para galardonar a Flores con la condecoración "Tiahuanaco", en el grado de "Gran Medalla".

Flores "es el ser humano vivo más longevo del mundo, símbolo y testimonio vivo de la fortaleza del hombre aimara y, por ende, del hombre boliviano", por lo que se decidió condecorarlo, señala la resolución leída en el acto en Frasquia.

"Don Carmelo es aimara, vive en el área rural y es un testimonio de cómo el aimara puede vivir durante muchos años, es un testimonio de cómo un boliviano, si mantiene una línea alimenticia dentro de lo orgánico, si mantiene una vida sana, puede vivir muchos años", sostuvo el gobernador Cocarico.

La historia de Flores cobró relevancia el mes pasado, cuando se difundieron su partida de nacimiento y su cédula de identidad, que certifican que nació el 16 de julio de 1890 en Frasquia.

El aimara vive en su comunidad natal con el único de sus cinco hijos que aún está con vida, Cecilio, y con uno de sus nietos.

Su dieta incluye patatas normales y también deshidratadas, que en Bolivia se conocen como chuño, carne de camélidos, el alimento andino rico en proteínas quinua, además de cebada y habas cultivadas en su comunidad que él mismo cocina.

Pero, además, el indígena ha comentado que solía comer carne de zorrino o "añatuya" (en aimara) preparada como chicharrón al menos dos veces al año para no enfermar, y también bebe agua del nevado Illampu, que tiene una altura cercana a los 5.700 metros y a cuyas faldas se encuentra su comunidad.

Con 123 años, Flores sería el hombre más longevo del mundo, superando al músico español Salustiano Sánchez Blázquez, de 112 años, que fue certificado como tal en julio pasado por el Guiness World Records.

La gobernación de La Paz ha confirmado con el Servicio de Registro Civil y el Servicio General de Identificación Personal que Flores tiene 123 años.

El homenaje a Flores debía realizarse el pasado 26 de agosto, con motivo del Día del Adulto Mayor, pero fue pospuesto porque el aimara estaba enfermo.

El gobernador Cocarico destacó hoy la edad alcanzada por Flores, quien, según dijo, "ha superado, inclusive doblando, la posibilidad de vida de los bolivianos", lo cual resulta "significativo".

Anunció que la gobernación se encargará de la alimentación del anciano y también enviará maquinaria para mejorar el camino hacia su comunidad.