0

Avanza en el Congreso luz verde para atacar Siria

Comité del Senado apoya al presidente Barack Obama
Los integrantes del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, de izquierda a derecha, el senador Rand Paul, republicano por Kentucky; el senador John McCain, republicano por Arizona; el senador Jeff Flake , republicano por Arizona; y el senador Ron Johnson, republicano por Wisconsin, escuchan en el Capitolio el miércoles 4 de septiembre de 2013, durante la audiencia del comité sobre la autorización de uso de fuerza militar en Siria.

Los integrantes del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, de izquierda a derecha, el senador Rand Paul, republicano por Kentucky; el senador John McCain, republicano por Arizona; el senador Jeff Flake , republicano por Arizona; y el senador Ron Johnson, republicano por Wisconsin, escuchan en el Capitolio el miércoles 4 de septiembre de 2013, durante la audiencia del comité sobre la autorización de uso de fuerza militar en Siria.

La petición del presidente Barack Obama para un pronto respaldo del Congreso a un ataque militar contra Siria avanzó el miércoles 4 de septiembre hacia una votación en el Senado, al tiempo que el mandatario dejó abierta la posibilidad de ordenar represalias por un atentado con armamento químico incluso si los legisladores no lo aprueban.

Por 10 votos a favor y siete en contra, la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobó la resolución que respalda el uso de la fuerza contra el gobierno del presidente Bashar Assad después de que fue endurecida en el último momento para apoyar "cambios decisivos al equilibrio actual de poder militar" en la guerra civil siria. También descartaría operaciones de combate por tierra de las fuerzas armadas estadounidenses.

Se espera que la resolución sea sometida a votación en el pleno del Senado la semana próxima, si bien se desconoce una fecha exacta para el voto. El senador Rand Paul, un conservador de Kentucky estrechamente vinculado con el movimiento tea party, ha amenazado con usar tácticas dilatorias.

La Cámara de Representantes también está revisando la solicitud de Obama, pero su calendario es más incierto y la medida podría enfrentar aún más oposición allí.

La Casa Blanca culpa a Assad de un ataque con armas químicas el 21 de agosto en el que dice que más de 1.400 civiles murieron, incluidos al menos 400 niños. Otros grupos han presentado cálculos menores de fallecimientos.

El gobierno sirio niega haber tenido alguna responsabilidad, y más bien culpa a los insurgentes que intentan derrocarlo.

La votación del panel del Senado marcó la primera respuesta formal en el Congreso, cuatro días después de que Obama inesperadamente postergara un esperado ataque con misiles crucero el fin de semana pasado y en lugar de ello solicitara a los legisladores su respaldo para un plan así.

En Estocolmo, donde Obama viajó el miércoles, la Casa Blanca elogió la votación y dijo que seguirá buscando apoyo para "una respuesta militar que esté cuidadosamente hecha a la medida para hacer valer la prohibición al uso de armas químicas, y lo suficiente como para proteger los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos de América".

Antes, en una conferencia de prensa, Obama dijo: "Siempre mantengo el derecho y la responsabilidad de actuar en nombre de los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos".

En abierto desafío a los legisladores en Washington, Obama dijo que la credibilidad del Congreso está en juego, no la suya, pese a que hace un año dijo que el uso de armas químicas equivaldría a cruzar una "línea roja".

El secretario de Estado John Kerry dijo creer que Obama se dirigirá al país sobre el tema de Siria en los próximos días. El mandatario regresa del extranjero el viernes por la noche.

En sus comentarios en Suecia, el presidente buscó trasladarle al Congreso y al mundo en general la carga de responderle a Assad.

"Yo no fijé una línea roja. El mundo fijó una línea roja" con un tratado que prohíbe el uso de armas químicas, afirmó. "El Congreso estableció una línea roja cuando hace una década aprobó una legislación en la que le exigía a Siria que dejara de producir armas de destrucción masiva".

Sus comentarios generaron una respuesta incrédula de un republicano.

"Necesita retroceder y leer su cita", dijo el senador Saxby Chambliss de Georgia, refiriéndose a un comentario que el presidente hizo hace poco más de un año. El 20 de agosto de 2012, Obama afirmó: "Hemos sido muy claros con el régimen de Assad, pero también con otras personas que se encuentran en el terreno, que para nosotros una línea roja es cuando empezamos a ver una gran cantidad de armas químicas siendo trasladadas de un lado a otro o siendo utilizadas... Eso modificaría mi cálculo" sobre una acción militar, agregó en esa época.

La resolución limita una eventual misión militar en Siria a 90 días y veda el empleo de efectivos estadounidenses en operaciones de combate sobre el terreno.

El presidente demócrata de la Comisión de Relaciones Exteriores, Bob Menéndez, y el republicano de mayor jerarquía, Bob Corker, elaboraron la resolución.

Los legisladores votaron para autorizar una acción militar por primera vez desde octubre de 2002, cuando autorizaron la invasión de Irak bajo la presidencia de George W. Bush.