Quantcast
El Tiempo Latino
5:55 p.m. | 71° 10/19/2017

Evo Morales visita a aymara de 123 años


El hombre más viejo del mundo es boliviano

El Tiempo Latino/Redacción, EFE | 9/17/2013, 6 a.m.
Evo Morales visita a aymara de 123 años
Carmelo Flores Laura, un indígena aymara, habla fuera de su casa en la aldea de Frasquia, en Bolivia. Si los registros públicos de Bolivia son correctos, Flores es el hombre vivo más longevo del mundo y el más viejo registrado en la historia. De acuerdo con los registros cumplió 123 años en julio. (AP foto/Juan Karita) | (AP foto/Juan Karita)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, visitó hoy en un pueblo del altiplano andino al indígena aimara Carmelo Flores, que con 123 años se postula como el hombre más longevo del mundo.

La visita del mandatario revolucionó la pequeña comunidad de Frasquia, donde reside con su familia este anciano que se hizo famoso en agosto pasado cuando su edad, certificada por la Gobernación de La Paz, trascendió a los medios de comunicación.

Morales y don Carmelo departieron un largo rato este lunes, ambos cubiertos por el característico poncho rojo del altiplano, según pudo verse en las imágenes transmitidas por el canal estatal.

La televisión mostró imágenes de la humilde casa en la que vive el anciano y de los cuantiosos regalos con los que Morales les agasajó a él y a su familia: alimentos, mantas e incluso un televisor de plasma de 32 pulgadas.

Carmelo Flores, agricultor, ha sobrevivido a cuatro de sus cinco hijos, y tiene 16 nietos y 39 bisnietos.

Morales afirmó a los periodistas que llevar al anciano a vivir a la ciudad "es hacerle daño" por la contaminación que allí se respira y prometió construirle "una buena casita para que pueda acompañarnos por algunos años más".

También recomendó a los familiares de Flores que le proporcionen una alimentación natural y mencionó la posibilidad de que cuente con "una enfermera que le pueda cuidar".

Quinua, cebada, patata, haba y agua de un nevado cercano a su aldea son la base de la alimentación del anciano, según explicó a Efe un representante de la Gobernación de La Paz, poco después de que trascendiera la avanzada edad de Carmelo Flores.

Para paliar los dolores de la artritis y otras enfermedades, el hombre se da friegas con un remedio casero compuesto por tres víboras conservadas en una botella con alcohol.

Con 123 años, Flores sería según las autoridades bolivianas el hombre más longevo del mundo, aunque este título aún no ha sido reconocido oficialmente por el Libro Guiness de los Récords.

Precisamente el hombre que ostentaba este título, el músico español Salustiano Sánchez, de 112 años, falleció ayer en Estados Unidos, país en el que vivía desde hacía ocho décadas.

Evo Morales aseguró hoy sobre la solicitud cursada al Libro Guinness para que esa institución reconozca a don Carmelo como el hombre más longevo que el asunto "ya está corriendo" y "seguramente pronto van a tener una buena noticia".