Quantcast
El Tiempo Latino
3:49 a.m. | 49° 3/25/2019

El Salvador celebra con la comunidad


El gobernador O'Malley, la delegada Ana Sol Gutiérrez y el poeta Carlos Parada reciben galardón de la embajada en DC

Alberto Avendaño/El Tiempo Latino | 9/19/2013, 3:01 p.m.
El Salvador celebra con la comunidad
La delegada de MD, Ana Sol Gutiérrez habla con el gobernador de Maryland Martin O'Malley Observan, el embajador ante la Casa Blanca, Rubén Zamora (izq.) el embajador ante la OEA, Martelli, y el cónsul Torres. | ETL

El Mes de la Herencia Hispana se inició, el viernes 13, en la embajada de El Salvador en Washington, DC, con una fiesta oficial y comunitaria para honrar el trabajo de dos políticos y de un poeta.

Fue un fin de semana de alta significación patriótica para el embajador de El Salvador ante la Casa Blanca, Rubén Zamora, quien empezó el viernes conmemorando el 192 aniversario de la independencia de su país con un acto oficial, y lo terminó, el domingo 15, en el Fairgrounds del condado de Montgomery hablando ante unas 20.000 personas que se congregaron en el “8vo. Festival Salvadoreñísimo de la Independencia”.

“Hace 192 años empezamos a construir nuestra casa... aún queda mucho por construir... Celebramos esta fecha (de la independencia) en un país que trabaja por hacer más grande la casa original”, expresó el embajador Zamora. “En la tarea de mejorar nuestra casa original hemos encontrado muchos estadounidenses que nos ven como sus hermanos”.

“Hace 192 años empezamos a construir nuestra casa... aún queda mucho por construir... Celebramos esta fecha (de la independencia) en un país que trabaja por hacer más grande la casa original”, expresó el embajador Zamora.

Con esos estadounidenses “amigos y hermanos” comparó el embajador Zamora al gobernador de Maryland, Martin O’Malley. “Maryland es un estado moderno que integra a los salvadoreños y el gobernador O’Malley es un campeón de los salvadoreños inmigrates”, dijo Zamora.

O’Malley, por su parte, agradeció “el honor” de recibir el reconocimiento de manos del embajador Zamora en una fecha tan señalada para El Salvador y expresó que la diversidad en Maryland “es nuestra fortaleza”.

O’Malley reconoció las contribuciones “de los 124.000 salvadoreños de Maryland y de los 216 hispanos que sirven las comisiones y juntas estatales”.

El embajador de El Salvador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Joaquín Maza Martelli, entregó su galardón a la delegada estatal de Maryland, Ana Sol Gutiérrez, de quien destacó su compromiso comunitario y su trabajo político en favor de la comunidad inmigrante.

La delegada Sol Gutiérrez recordó su llegada a Maryland por primera vez en 1947 con su familia. Su padre, contó, vino a trabajar como ejecutivo del Banco Mundial y ella regresaría luego a estudiar. Al final, “he sido residente de los Estados Unidos durate más de 50 años”, dijo. Hoy cuenta que sus hijos y sus seis nietos están en Estados Unidos, pero “mi ombligo está en El Salvador”. A Sol Gutiérrez se le reconoció su liderazgo en el Dream Act, en que los indocumentados puedan acceder a licencias de conducir en Maryland y, ahora, —como le recordó al gobernador O’Malley— “hay que aprobar el Trust Act para que la policía no pueda criminalizar a los indocumentados y deportarlos”. Esta frase de Sol Gutiérrez, mirando a O’Malley, provocó los aplausos de los asistentes al evento de la embajada, y la sonrisa del gobernador.

El cónsul general salvadoreño, Dagoberto Torres, fue el encargado de presentar y premiar al poeta salvadoreño-estadounidense Carlos Parada, “por sus contribuciones a la cultura estadounidense con raíz hispana”.

Parada dedicó su galardón a su tío, Abel Ayala Bonilla, primer violinista de la orquesta sinfónica de El Salvador. “Agradezco a mis comunidades hispana y anglo, a los artistas que me han inspirado y a este gobierno salvadoreño que promueve el trabajo de los artistas”, dijo Parada.