0

Una empresa de jóvenes emprendedores

Carolina Pulecio, Roger Torres y Luis Izquierdo lideran TCN en Virginia.
Carolina Pulecio, Roger Torres y Luis Izquierdo lideran TCN en Virginia.

Carolina Pulecio, Roger Torres y Luis Izquierdo lideran TCN en Virginia.

Dicen que la misión de la empresa es “ayudar a la comunidad inmigrante de Estados Unidos a mantener el contacto con sus países de origen mediante productos de llamada internacional”.

El vicepresidente de la compañía, Roger Torres, es colombiano, al igual que la gerente de operaciones, Carolina Pulecio; y el gerente de marketing y ventas, Luis Izquierdo, es español.

“Gracias a la alianza estratégica con IDT podemos proporcionar a la comunidad inmigrante productos de alta calidad”, dijo Torres a El Tiempo Latino.

Como equipo, TCN se definen “inmigrantes que sabemos de primera mano la importancia de mantenernos en contacto con nuestros seres queridos y nuestra cultura”, en palabras de Izquierdo. Y el mercado parece darles la razón: un 13 por ciento de la población estadounidense, unos 40 millones de personas, han nacido en el extranjero según cifras del Censo. O sea, amigos y familiares en el país de origen hacen que el negocio de las tarjetas de llamadas prospere.

Este tipo de servicio es utilizado por hispanos, asiáticos e inmigrantes de África porque, cuando las cuotas y tarifas están claramente especificadas, proporcionan un servicio de comunicación barato. Y eliminan los precios difíciles de controlar de una línea de teléfono regular.

Claro que Skype y otros sistemas están haciendo mella en el negocio. Tal vez por eso, TCN ya ha empezado a diversificar. Dicen que han ampliado sus ofertas “con productos de salud y belleza traídos de Latinoamérica y resto del mundo para que nuestros clientes tengan acceso a las marcas que más añoran de sus países”, expresó Izquierdo. Es el mismo cliente: el inmigrante, pero la empresa que antes les ofrecía sólo una conexión telefónica barata con su país, ahora le trae sabores y objetos familiares a su tienda más cercana en el área metropolitana de Washington.

“Hasta el día de hoy seguimos soñando con tener una compañía grande y exitosa enfocada al mercado de inmigrantes en Estados Unidos, brindándoles productos que los acerquen a sus raíces, familias y países’, dijo Torres.

“Como inmigrante entiendo la importancia de, en la distancia, acercarnos a lo que más extrañamos”, concluyó.



--