Quantcast
El Tiempo Latino
3:10 a.m. | 49° 6/16/2019

Masacre en Navy Yard muestra vulnerabilidad


Alarman detalles sobre la salud mental del autor de la matanza. El 22, Obama asiste a una ceremonia por las víctimas

Milagros Meléndez-Vela | 9/20/2013, 11:43 a.m.
Masacre en Navy Yard muestra vulnerabilidad
OPERATIVO. Por aire y tierra, militares y efectivos locales y federales controlaron el lunes 16 la zona de la masacre, en el noreste de DC. | AP

LAS VÍCTIMAS

Aaron Alexis mató a 12 trabajadores en el Navy Yard. La mayoría eran civiles y tenían más de 20 años en sus puestos.

• MICHAEL ARNOLD. 59 años. Lorton, Virginia.

• SYLVIA FRASIER. 53 años. Waldorf, Maryland.

• KATHY GAARDE. 62 años. Woodbridge, Virginia.

• JOHN ROGER JOHNSON. 73 años. Derwood, Maryland.

• FRANK KOHLER. 50 años. Tall Timbers, Maryland.

• KENNETH BERNARD PROCTOR. 46 años. Waldorf, Maryland.

• VISHNU PANDIT. 61 años. North Potomac, Maryland.

• ARTHUR DANIELS. 51 años. Washington, DC.

• MARY FRANCIS KNIGHT. 51 años. Reston, Virginia.

• GERALD READ. 58 años. Alexandria, Virginia.

• RICHARD MICHAEL RIDGELL. 58 años. Alexandria, Vurginia.

• MARTIN BODROG. 54 años, Annandale, Virginia.

HERIDOS: Tres personas resultaron heridas, entre ellas un policía de DC.

• OFICIAL SCOTT WILLIAMS. El oficial de la Policía Metropolitana de DC, recibió múltiples balas en las piernas. Reportes dicen que su pronóstico es delicado.

A medida que se dan a conocer más detalles sobre la conducta violenta y salud mental de Aaron Alexis—autor de la matanza el lunes 16 en el Navy Yard de DC— surgen preocupaciones sobre el tema de la seguridad.

El miércoles 17, el secretario de Defensa Chuck Hagel, ordenó al Pentágono realizar dos investigaciones para determinar las razones por las que Alexis recibió un pase de acceso a las bases navales, a pesar de haber sido dado de baja como marino por mala conducta y por haber protagonizado dos incidentes con la policía.

Hagel anunció la creación de un grupo independiente con el objetivo de “cerrar todas las brechas” en el sistema tras la matanza que cobró 12 víctimas.

El secretario de Defensa aseguró que se harán todas las correcciones para mejorar la seguridad. “Donde haya lagunas, las taparemos. Cuando existan insuficiencias, nos encargaremos de ellas, y donde haya fallas, las corregiremos”, manifestó.

A la vez, el mismo miércoles, el Departamento de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado en el que dijo que Alexis visitó dos salas de emergencias de los hospitales de veteranos en agosto, por un problema de insomnio. Sin embargo, el pistolero les dijo a los doctores del VA que no estaba deprimido y que no pensaba hacerse daño a sí mismo ni a otros, señaló el comunicado.

Las investigaciones sobre el motivo de la masacre —la tragedia más grande en DC, desde que se estrellara un avión en el Río Potomac en 1982— se concentran en la salud mental de Alexis.

En medio del dolor de toda una comunidad, el domingo 22 el presidente Barack Obama asistirá a un servicio religioso para rendir tributo a las víctimas.

Incógnitas y debate tras la masacre en DC

Aaron Alexis ingresó la mañana del lunes 16 al edificio 197 del comando naval en DC, Navy Yard —el más numeroso, con 3.000 empleados—, sin levantar sospechas de nadie. El reservista militar que tenía una identificación válida ingresó en su mochila una escopeta Remington 870, que había comprado en una tienda de Lorton, Virginia.

Minutos después, sobre las 8:15 am el hombre, de 34 años, inició la matanza más trágica en la capital de la nación. Desde el cuarto piso del edificio militar bajó disparando indiscriminadamente. Al final, mató a 12 personas e hirió a varias, incluido un oficial de la Policía de DC.