Quantcast
El Tiempo Latino
6:24 p.m. | 56° 10/22/2018

Inmigrantes intentan regreso humanitario a EE.UU.


Tras misa de obispos en la frontera de Arizona

El Tiempo Latino/Redacción, AP | 4/1/2014, 4 p.m.
Inmigrantes intentan regreso humanitario a EE.UU.
Obispos apoyan una reforma migratoria integral. | EFE

Minutos después de una misa binacional presidida por obispos católicos que hicieron un llamado por leyes migratorias compasivas, el mexicano Jaime Valdez, que fuera deportado, se presentó al puerto fronterizo para pedir que lo dejen entrar a territorio estadounidense por razones humanitarias.

Valdez fue detenido por autoridades migratorias quienes, según su abogado Ray Ibarra, deben decidir si lo dejarán ingresar al país bajo palabra.

Víctor Brabble, un vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, confirmó que tenían a una persona en custodia.

"Estoy un poco nervioso. No sé por cuanto tiempo me vayan a detener, pero espero que me otorguen lo que estoy pidiendo para regresar con mi familia", dijo Valdez antes de llegar.

Valdez inició su recorrido hacia la garita con los cánticos "Tráiganlo a casa."

Por la tarde, Ardani Rosales, un guatemalteco que también ya fuera deportado se presentará con la misma intención del mexicano.

El abogado Ibarra, que representa a ambos, dijo que solicitarán el ingreso al país bajo palabra, pero que están preparados en caso de ser detenidos en el momento de cruzar la garita fronteriza que va de Nogales a Arizona.

"Espero que con esta acción el presidente (Barak) Obama ponga un alto a las deportaciones y detenciones", dijo Valdez.

La acción ocurre poco después de un anuncio de Obama quien pidió al Departamento de Seguridad Nacional que revise la aplicación de las leyes migratorias para ver si pueden implementarse "de una manera más humana".

También sucede en el marco de una reunión del papa Francisco con el presidente estadounidense en la que le pidió que considerara las políticas migratorias del país.

"Me siento en paz después de esta misa porque sé que Dios esta con nosotros",dijo Valdez.

Valdez llevaba 15 años en Estados Unidos cuando fue deportado en febrero, mientras su padre José Valdez participaba de una huelga de hambre pidiendo que lo dejaran en libertad. El mexicano sirvió una condena en una cárcel estatal por manejar ebrio y fue entregado con las autoridades de migración.

Aunque su apelación por asilo político está pendiente en la Corte del Noveno Circuito las autoridades decidieron deportarlo.

Valdez dijo que su deportación fue una forma de represalia por parte de las autoridades de migración por haber sido parte de la huelga.

Aunque la Policía de inmigración y Aduanas dijo que lo deportaron después de que la corte le negó un pedido para permanecer en el país mientras disputa su caso.

"Yo cambié y merezco una oportunidad", dijo Valdez, de 31 años.

Ardani Rosales, de 27 años, fue deportado a Guatemala en diciembre después de que una corte rechazara su pedido de asilo político.

Rosales, de 27 años tiene dos hijos estadounidenses, uno de 3 años y otro de 8 meses. De acuerdo con autoridades de inmigración no tiene un prontuario criminal, pero ya contaba con el antecedente de haber sido repatriado del país en el 2005 tras ser detenido por la Patrulla Fronteriza.

La Policía de Inmigración y Aduanas dijo en una declaración para The Associated Press que había optado por utilizar su discreción para deportar a Rosales después de que una corte de apelaciones rechazó su caso de asilo.