Quantcast
El Tiempo Latino
6:51 p.m. | 73° 10/22/2017

Más contagios de VIH en Brasil


A pesar de los esfuerzos por informar

El Tiempo Latino/Redacción, AP | 8/9/2014, 3 p.m.
Más contagios de VIH en Brasil
Imagen de los CDC que muestra al VIH (rojo) infectando una célula del sistema inmune. | CDC

El brasileño Pierre Freitaz no podía creer la devastadora noticia. ¿Cómo era posible que, a los 17 años, estuviese infectado con el VIH si el único novio que había tenido parecía saludable y en excelentes condiciones físicas?

Freitaz confiesa que sabía poco sobre el virus cuando recibió el diagnóstico en 2004. No entendía la diferencia entre la infección y la enfermedad que ocasiona, el sida. Le confundía la falta de síntomas evidentes.

"Era como si viviera en otra parte del mundo, y me sentía inmune", recordó.

Aunque Brasil ha sido desde hace mucho tiempo un modelo sobre la lucha contra el sida, activistas y funcionarios advierten que cada vez más jóvenes comparten el desconocimiento de Freitaz sobre los riesgos del VIH, o no les preocupan. Incluso a medida que las tasas de infección han empezado a disminuir en otros lugares, los casos van en aumento en Brasil, con el mayor incremento en la población de jóvenes entre los 15 y 24 años.

"Las cifras van en aumento. Es una paradoja, una lástima. Después de todo el dinero que se gastó en tratamiento y en implementar una política abarcadora, ahora tenemos estos resultados desastrosos", señaló el doctor Caio Rosenthal, un especialista del Instituto Emilio Ribas de Enfermedades Infecciosas en Sao Paulo.

Las estadísticas de la ONU señalan que el año pasado hubo 44.000 nuevas infecciones en Brasil, un aumento comparado con las menos de 40.000 en 2005, y un ritmo que supera la tasa de crecimiento de la población. El Ministerio de Salud nacional dice que la cantidad de total de infectados por el virus es de casi 800.000 personas, la mitad de los casos en toda América Latina.

En comparación, en Estados Unidos la tasa de casos nuevos de VIH ha disminuido un tercio en la última década, según un estudio publicado el mes pasado por la revista de la Asociación de Médicos de Estados Unidos. Se calcula que aproximadamente 1,1 millones de estadounidenses están infectados con el VIH.

Cuando detonó la epidemia mundial del sida en la década de 1980, las autoridades aquí reaccionaron rápido. Brasil implementó una abarcadora campaña de educación sexual, y se convirtió en la primera nación en vías de desarrollo que ofreció tratamiento antirretroviral gratuito a gran escala. Las muertes disminuyeron, al igual que los contagios de madres a hijos.

Funcionarios dicen que el aumento en los casos podría responder, en parte, a que ahora hay mejores sistemas para detectar el virus. Otros culpan a los grupos religiosos que se oponen a las campañas de educación sexual, o dicen que algunos jóvenes creen que el sida ya no es un problema debido a los avances en su tratamiento.

La dominante iglesia católica brasileña no favorece el uso de condones, pero la principal oposición a las campañas de educación sexual es de los cristianos evangélicos, que aumentaron entre la población de Brasil del 5 al 22% entre 1970 y 2010, con una creciente influencia política.

El doctor Dirceu Greco, ex director del Departamento de Enfermedades Sexualmente Transmisibles, Sida y Hepatitis Viral del Ministerio de Salud, dijo que la oposición de líderes evangélicos "provocó un importante retroceso" en la política pública sobre el sida. Otro ex director del programa, el doctor Pedro Chequer, se quejó que la restricciones han afectado las campañas dirigidas a las poblaciones más vulnerables, como los gays y las prostitutas y prostitutos.