Quantcast
El Tiempo Latino
7:16 a.m. | 49° 5/19/2019

Luis Suárez: "Quiero olvidar ese partido"


El uruguayo prometió que no volverá a morder

AP | 8/19/2014, 1:58 p.m.
Luis Suárez: "Quiero olvidar ese partido"
El delantero uruguayo Luis Suárez, que ha sido presentado el martes 19 oficialmente como nuevo jugador azulgrana, cinco semanas después de fichar por el Barcelona y tras jugar el lunes sus primeros minutos en el Trofeo Joan Gamper, muestra su nueva camiseta en el césped del Camp Nou. | EFE

BARCELONA, España (AP) — Luis Suárez confesó que sufrió de depresión y que buscó ayuda profesional luego del incidente del mordisco que propinó a un adversario en la Copa del Mundo, y que le valió una larga suspensión de las canchas.

El nuevo delantero del Barcelona prometió que no volverá a incurrir en semejante conducta, al hablar el martes en conferencia de prensa por primera vez desde aquel incidente en el partido entre Uruguay e Italia por la primera ronda del Mundial, en el que mordió el hombro de Giorgio Chiellini.

"Quiero olvidar ese partido: a los aficionados les diría que no se preocupen, que no lo haré nunca más", aseguró Suárez en su presentación oficial con el Barcelona. "La sanción es la que es y hay que aceptarla. Sobre si he tomado medidas para evitarlo en el futuro, es un tema privado, pero sí aclaro que he tratado con los profesionales adecuados. Si me pongo a pensar en todo ello no puedo dormir, y ahora duermo muy tranquilo", reveló.

"Esos días estaba muy deprimido y no tenía ganas de hacer nada. Pedí perdón y ahora quiero pensar en el presente. Me preocupé por si afectaría el fichaje, claro. Pero sobre todo, por lo que había hecho. Trato de borrarlo: lo pasado, pisado", cerró.

La FIFA suspendió a Suárez por cuatro meses, una sanción que evitó que fuese presentado cuando fue transferido del Liverpool al Barcelona. Con la selección uruguaya está sancionado por los próximos ocho partidos oficiales, lo que hará que se pierda la Copa América de 2015.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) confirmó la semana pasada la sanción, aunque le permitió volver a entrenarse con su club y participar de actividades promocionales.

"Quiero agradecer la confianza del club, el entrenador y la gente en mí. Jugar en el Barcelona es un sueño desde chico y estoy muy orgulloso", aseguró.

El uruguayo no podrá volver a saltar a la cancha con el Barcelona hasta el 24 de octubre, justo previo al primer clásico de la temporada en la liga española, contra el Real Madrid.

"Intentaré entrenar para llegar de la mejor manera", dijo. "Estando en el Barcelona, te van a mirar con lupa. Acepto cualquier tipo de reto. Estoy acostumbrado y no voy a tener ningún problema".

Suárez volvió a jugar el lunes, disputando 15 minutos en un partido amistoso en que el Barsa goleó 6-0 al Club León mexicano.

"Las sensaciones fueron emocionantes y lindas, pero aún no me lo puedo creer. Saber que voy a tardar un tiempo en volver a jugar se hace difícil", prosiguió el flamante fichaje, quien lució el dorsal nueve en su debut.

El vicepresidente del Barsa, Jordi Mestre, cifró en 81 millones de euros el coste del traspaso con el Liverpool, y la cláusula de rescisión, en 200 millones de euros. "Es un orgullo tenerle entre nosotros. Es un gran fichaje", reiteró.

En total, Suárez se perderá 11 partidos oficiales (ocho de liga y tres de la Liga de Campeones) con su nuevo club.