Quantcast
El Tiempo Latino
4:04 a.m. | 58° 10/20/2018

Madre indocumentada se dejará arrestar


Santiago David Távara | 8/21/2014, 2:37 p.m.
Madre indocumentada se dejará arrestar
DECISIÓN. La madre indocumentada Madai Ledezma Domínguez dijo que es necesario tomar riesgos para ganar. | CORT. CASA DE MD

La mexicana indocumentada Madai Ledezma Domínguez, de 32 años, casada y con una hija de 6 años, dijo que junto con decenas de activistas se dejará arrestar por desobediencia civil en un marcha frente a la Casa Blanca el 28 de agosto.

“Si no arriesgo no voy a saber si voy a ganar”, dijo Ledezma a El Tiempo Latino. La madre activista, quien cruzó por la frontera hace 9 años, realizó el 1 de mayo pasado un acto similar de desobediencia civil.

“Hay que perder el temor, de lo contrario, no vamos a salir vencedores y todo esto lo hacemos por nuestros hijos y para mantener las familias unidas,”, recalcó.

El “Día de Acción”, que busca una acción ejecutiva del presidente Barack Obama para una regularización del estatus de millones de indocumentados y el fin de las deportaciones, comenzará a las 11am frente al edificio del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), cerca de la estación el Metro del Smithsonian, y continuará hasta la Casa Blanca.

“Hay que seguir luchando, prácticamente todo está en nuestras manos porque si esperamos sentaditos no va a llegar el cambio”, recalcó Ledezma.

La movilización fue convocada por la organización comunitaria CASA de Maryland y de Virginia, la Coalición de Los Ángeles por los Derechos del Inmigrante (CHIRLA) y el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), entre otras organizaciones gremiales y religiosas.

La marcha está prevista semanas después de un acto masivo de desobediencia civil que tuvo lugar el jueves 31 de julio frente a la Casa Blanca. Las movilizaciones son parte de una estrategia de grupos pro-inmigrantes para presionar al presidente Obama ante el bloqueo de los republicanos en el Congreso a una reforma migratoria integral.

El presidente Obama analiza medidas ejecutivas que pueden beneficiar inicialmente a los padres de jóvenes indocumentados “dreamers” beneficiados por un programa de suspensión a las deportaciones.

Por su parte, un grupo de locutores de radioemisoras latinas de diferentes partes del país se sumó a la campaña contra la deportación de inmigrantes indocumentados que culminará el 28 de agosto con el Día Nacional de Acción.

El presidente Barack Obama “debe actuar para mantener a nuestras familias unidas”, afirmó Raúl Ventura Ortiz, del programa “Micrófono abierto” en la radioemisora 1500AM de Chicago, durante una teleconferencia reciente.

Los locutores, que incluyeron a Santa Andazola, de Radio Lobo, en Albuquerque (Nuevo México), y Edgar Ángel, del programa “Al Día” de la radio El Sol (Carolina del Sur), indicaron que hacían el llamado en representación también de locutores de Florida, Washington, Alabama, California, Idaho y Arizona.

La organización Centro para el Cambio Comunitario señaló en un comunicado que también se han adherido a la campaña locutores de Orlando (Florida), y San José, San Diego y Los Ángeles (California).

Mientras tanto, organizaciones comunitarias como Mary’s Center y el Centro de Recursos Comunitarios (CARECEN) realizan vigilias todos los lunes para llamar la atención sobre los niños centroamericanos que ingresan solos a la frontera huyendo de la violencia de sus países.

“Quiero ayudar a mis hermanos menores que se quedaron en mi país”, declaró durante la vigilia el adolescente salvadoreño Juan José, de 17 años, quien llegó recientemente a Estados Unidos y tenía prevista una cita ante un juez.

La tía de Juan José, quien se identificó solamente como Marta, indicó entre lágrimas que debido a la violencia fue asesinada su hermana. “Vivimos con el temor, pero aun así nosotros luchamos”, indicó.

“Me siento orgullosa de este país, es donde nos sentimos seguros. Pido al presidente Obama que nos deje quedarnos en este país donde las leyes se respetan. He tomado el riesgo con mi sobrino, espero todo salga bien y por eso hice el esfuerzo de estar acá”, enfatizó Marta.

Como parte de los actos de presión, 11 inmigrantes indocumentados, incluyendo al periodista y premio Pulitzer José Antonio Vargas, en representación de los más de 11 millones de personas sin papeles, instaron al presidente Obama a “actuar cuanto antes y proporcionar alivio al mayor número de familias posible”.