0

España y Brasil destacan en Mundial de piscina corta

La española Mireia Belmonte se colgó su tercer oro
La nadadora española Mireia Belmonte, en acción para lograr la victoria en la final individual femenina de 800 metros libres de los Mundiales de piscina corta en el centro acuático Hamad de Doha, Catar, el jueves 4 de diciembre de 2014. Esta es la tercera medalla de oro que Belmonte consigue en esta competición.

La nadadora española Mireia Belmonte, en acción para lograr la victoria en la final individual femenina de 800 metros libres de los Mundiales de piscina corta en el centro acuático Hamad de Doha, Catar, el jueves 4 de diciembre de 2014. Esta es la tercera medalla de oro que Belmonte consigue en esta competición.

La española Mireia Belmonte, que este jueves se colgó su tercer oro, y el sudafricano Chad Le Clos, que sumó su segundo triunfo, con récord del mundo incluido, se confirmaron como los 'reyes' de los Mundiales de piscina corta de Doha, en una jornada de éxito para la natación brasileña.

El conjunto sudamericano logró tres medallas de oro gracias a los triunfos de Felipe Franca en los 100 braza y las victorias de los cuartetos mixto y masculino, este último tras establecer una nueva plusmarca mundial, en las finales de 4x50 estilos.

También rebajó un tope mundial la húngara Katinka Hosszu, que se resarció de sus derrotas ante Belmonte en la jornada inaugural en los 200 mariposa y 400 estilos, con un oro en los 100 espalda, prueba en la que la magiar fijó un nuevo récord universal.

Una plusmarca con la que no pudo adornar, como hizo el miércoles, su victoria en los 800 libre Mireia Belmonte, que se impuso en la prueba larga con un tiempo de 8:03.41, cuatro segundos más que el récord del mundo que ella misma estableció en agosto de 2013.

Circunstancia que no ensombreció la victoria de Belmonte, que se impuso con absoluta claridad a la británica Jaz Carlin, plata, y a la holandesa Sharon Van Rouwendaal, bronce, a las que aventajó en casi cinco segundos.

Fue el reflejo del claro dominio de la española en una final en la que, tras tomar el mando al paso de los 300 metros, fue distanciando cada vez más a la británica, la mujer que le arrebató el oro en los 800 en los pasados Europeos de Berlín, y a la holandesa.

Este viernes, Belmonte volverá a tener en Carlin y Van Rouwendaal a dos de su principales rivales en la prueba de 400 libre, en la que la nadadora española, plusmarquista mundial de la distancia, partirá como la máxima aspirante al oro.

Igualmente peleará el triunfo a Belmonte en los 400 libre la húngara Katinka Hosszu, que se resarció de las derrotas sufridas ante la española en los 200 mariposa y 400 estilos, con el triunfo en los 100 espalda, el primer oro de la "dama de hierro" en Doha.

Hosszu, que estableció un nuevo tope universal con una marca de 55.03 segundos, se impuso a la australiana Emily Seebohm, plata, y a la ucraniana Daryna Zevina, bronce, que arrancó la final con el mejor tiempo de las ocho participantes.

Quien sí cumplió con los pronósticos fue el sudafricano Chad Le Clos, que, tras liderar las series matutinas, se impuso en la final de los 100 metros mariposa con un crono de 48.44 segundos, cuatro centésimas menos que el anterior récord del mundo en posesión del ruso Evgeny Korotyshkin desde 2009.

Esta victoria confirma al sudafricano, que el miércoles ya se impuso en la final de los 200 libre, como la gran estrella de los Mundiales en la categoría masculina.

Honor al que también aspira el brasileño César Cielo, que logró su primer oro en la capital catarí, como integrante del relevo que se impuso en los 4x50 estilos, en los que Brasil logró además fijar, con un tiempo de 1:30.51 minutos, un nuevo récord del mundo.

Cielo, que nadó la última posta, se perfila como el máximo favorito para la final de los 50 libre que se disputará este viernes, y en la que tendrá como principales rivales al ruso Vladimir Morozov y el francés Florent Manaudou, que hoy cayeron derrotados ante el brasileño en las semifinales.

Los éxitos brasileños no se redujeron a César Cielo, ya que el gigante sudamericano sumó otras dos nuevas medallas de oro en los 4x50 estilos mixto y en los 100 espalda, en los que Felipe Franca se impuso al joven británico Adam Peaty, una de las sensaciones de la temporada.

El mismo metal con el que debió conformarse el japonés Kosuke Hagino, otro de los grandes triunfadores del curso, en la final de los 400 estilos, en la que se impuso su compatriota Daiya Seto, que revalidó el título mundial conquistado hace dos años en Estambul.

La lituana Ruta Meilutyte, campeona en los 50 braza en 2012 en la capital otomana, sumó este miércoles su segundo oro consecutivo en la distancia tras doblegar a la jamaicana Alia Atkinson en Doha.

La piscina del Hamad Aquatic Centre sirvió de escenario para la trigésima segunda medalla, la vigésimo primera de oro, del estadounidense Ryan Lochte, el nadador más laureado en la historia de la competición, tras contribuir al triunfo del equipo norteamericano en el 4x200 libre.