Quantcast
El Tiempo Latino
2:58 p.m. | 52° 11/19/2017

Latinoamérica se supera a sí misma


Proezas y decepciones del deporte regional en el 2014

EFE | 12/23/2014, 10:42 a.m.
Latinoamérica se supera a sí misma
La colombiana Caterine Ibargüen se consagró en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. | EFE

Las proezas de la colombiana Caterine Ibargüen, reina mundial del salto triple, es quizás la muestra más clara de los triunfos de los deportistas latinoamericanos que se superaron a sí mismos en 2014, a menos de dos años de recibir los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

Brasil de nuevo no fue profeta en su tierra en fútbol. El pentacampeón mundial ni siquiera alcanzó la final de Maracaná, donde se impuso la sólida Alemania que ganó 1-0 en la prórroga a la Argentina de Leo Messi, quien sigue a la espera de lograr un título importante con su selección.

El San Lorenzo de Almagro argentino ganó la Copa Libertadores y el Cruz Azul mexicano reina como mejor equipo de la Concacaf.

A los 30 años, Ibargüen demostró pasar por el mejor momento de su carrera y luego de cumplir su sueño de sobrepasar los 15 metros, ha puesto en amenaza el récord mundial de 15,50, en poder de la ucraniana Inessa Kravets desde agosto de 1995.

Ibargüen saltó 15,31 el 18 de julio en la reunión de Mónaco y confirmó su superioridad en la prueba con un 14,98 en septiembre y dos marcas de 14,87, una en mayo y otra en julio, lo cual le permitió ser dueña de cuatro de los cinco mejores saltos del año.

Caterine encabezó a las grandes figuras del atletismo latinoamericano que logró dos títulos mundiales bajo techo, con el brasileño Mauro Da Silva en salto de longitud y la cubana Yarisley Silva, en salto con garrocha, prueba en la que también brilló al aire libre al colocarse quinta de la lista mundial con 4,70 metros.

El cubano Pedro Pichardo, primero de la lista mundial de triple salto con 17,76 metros y su compatriota Ernesto Revé, subcampeón mundial bajo techo, se confirmaron como dos de las grandes figuras de esa prueba en el mundo y son esperanzas ciertas de medallas para los Olímpicos de Brasil.

Otros latinos cumplieron una buena campaña 2014 y salen como candidatos a ganar en julio próximo los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, antesala de los Olímpicos.

Ahí están los casos del panameño Alonso Edwards, tercer mejor corredor del mundo en 200 metros planos, del medallista olímpico dominicano Luguelín Santos, séptimo en 400 metros, y de los mexicanos Luis Rivera, de salto de longitud, y Horacio Nava, de caminata de 50 kilómetros, entre los 10 del ranking mundial.

Brasil, que se prepara para ganar muchas medallas de oro como equipo de casa en los Olímpicos, acaba de demostrar este mes que será protagonista del concurso de natación de la justa de Río 2016 encabezar la tabla de los Mundiales de piscina corta de Doha con siete medallas de oro, una de plata y dos de bronce.

César Cielo, campeón olímpico de 50 metros estilo libre en Pekín 2008, demostró en los Mundiales que a los 27 años está vigente, al ganar los 50 y 100 metros y levantar la mano como aspirante a medalla olímpica en su casa dentro de año y medio.