Quantcast
El Tiempo Latino
4:22 a.m. | 73° 5/26/2018

Arrancan los Juegos Olímpicos de Invierno


En Sochi, Rusia, apadrinados por el presidente Vladimir Putin

EFE | 2/5/2014, 10:43 a.m.
Arrancan los Juegos Olímpicos de Invierno
La esquiadora alpina española Carolina Ruiz es una de las candidatas a conseguir medalla por Hispanoamérica. | EFE

Un total de 88 países competirán en los Juegos Olímpicos de invierno más caros de la historia, los de Sochi (Rusia), donde el jueves 6 arrancará la competición y el viernes 7 se celebrará la Ceremonia Inaugural de la XXII edición de la más grande expresión deportiva internacional sobre nieve y hielo.

Sochi, balneario a orillas del Mar Negro, será la sede de unos Juegos cuyo epicentro en realidad se encuentra en la localidad de Adler, prácticamente pegada a la anterior, que es donde se disputarán todas las disciplinas de hielo: el patinaje artístico, el de velocidad -en pista larga y corta-, el hockey y el curling.

Las de nieve se encuentran en las montañas del Cáucaso, en Krásnaya Poliana, donde se destacarán las pruebas del deporte rey invernal: el esquí alpino.

Sochi, situada 1.360 kilómetros al sur de Moscú, fue elegida como sede en 2007, en la Sesión del Comité Olímpico Internacional (COI) que tuvo lugar en Guatemala, donde derrotó a la localidad austriaca de Salzburgo y a la surcoreana de PyeongChang, que será sede de la XXIII edición, dentro de cuatro años.

Pero a diferencia de esta última -que se presentó tres veces antes de ser elegida- y muchas otras, Sochi salió ganadora en su primer intento. Algo que no pocos explican en relación con la presencia del poderoso Presidente ruso, Vladimir Putin, en la citada elección que tuvo lugar en tierras guatemaltecas.

Rusia, que organizó en 1980 -de aquella, como Unión Soviética- los Juegos de verano de Moscú, albergará por primera vez una cita invernal. Y lo hará sin ningún tipo de restricciones en el gasto.

El presupuesto inicial, de 12.000 millones de dólares, se disparó hasta los 50.000 -41.700 millones de dólares más que lo que costaron, hace cuatro años, los Juegos de Vancouver (Canadá)-, por lo que Sochi, con clima húmedo subtropical, organizará los Juegos más caros de la historia.

Hasta el momento, más que de competición se ha hablado de todo tipo de cuestiones extradeportivas. Especialmente de corrupción, terrorismo y homofobia. Sobre Sochi pende la amenaza de atentados, como las agresiones suicidas que tuvieron lugar a final del año pasado en Volgogrado.

Rusia no sólo afronta los problemas derivados de los conflictos territoriales en Chechenia y Daguestán. También están relativamente recientes los de Osetia del Sur y Abjasia, república que busca la separación de Georgia y que prácticamente limita con Adler.

Debido a ello, los de Sochi -localidad en la que nacieron el tenista Yevgueni Kafelnikov y el futbolista Igor Lediakhov, entre otros- serán los Juegos de las medidas de seguridad extremas: en la zona olímpica se han desplegado 60.000 unidades del ejército ruso.

La corrupción ayudó a inflar el coste de la organización y algunos activistas pidieron el boicot a unos Juegos que consideraban homófobos. El alcalde local, Anatoli Pajomov, intentó diluir la polémica de forma peculiar, al declarar que los homosexuales serían bienvenidos mientras no intentasen "imponer sus costumbres", pero la avivó al afirmar al mismo tiempo que en Sochi "no" los "hay".